Alimentar a tu bebé es una de las experiencias más hermosas y gratificantes que como madre puedes tener. No obstante, con el ajetreo del día a día o si trabajas fuera de casa, necesitarás buscar alternativas para que esta etapa tan importante en tu vida y en la de tu bebé pueda transcurrir de manera tranquila y con las herramientas apropiadas según tus circunstancias.

Un sacaleches manual es la solución para muchos de los contratiempos que pueden presentarse durante la lactancia. Independientemente de si vas a dedicarte tiempo completo a tu hijo o de si tendrás que ausentarte en algunos momentos del día, un extractor de leche te facilitará las cosas y te ayudará a seguir alimentando a tu bebé, si quieres hacerlo.

Lo más importante

  • Por motivos laborales, de salud y estéticos, entre otros, no todas las mujeres dan el pecho a sus hijos. Por ejemplo, cada día son más las madres que trabajan fuera de casa, pero desde que existen los extractores de leche, el pasar algunas horas separadas del bebé ya no supone un obstáculo real para poder gozar y prolongar esta increíble etapa de la lactancia materna.
  • Son tantos los beneficios de la leche materna que la existencia de los extractores manuales hace que no tengamos excusa para negarle el pecho a nuestro bebé. Estos prácticos sacaleches se pueden llevar a todas partes, nos permiten descongestionar nuestros pechos cada vez que lo necesitamos y extraernos la leche que tomará el bebé en nuestra ausencia.
  • Cuando llega el momento de escoger el sacaleches ideal, es muy importante tener en cuenta criterios como la calidad y los materiales de fabricación, los accesorios que incluye, la compatibilidad, el tamaño y la facilidad de uso y limpieza. Una vez comprado, es importante leer a conciencia el manual de instrucciones y seguir los consejos de utilización y conservación.

Ranking: Los mejores sacaleches manuales del mercado

Frente a tantos modelos, tamaños y marcas de sacaleches manuales, es fácil confundirse a la hora de elegir el que más nos conviene. Para evitarte dolores de cabeza y facilitarte la búsqueda, hemos seleccionado los siete mejores extractores manuales del mercado. Hemos tenido en cuenta, especialmente, lo que opinan los expertos y las madres lactantes alrededor del mundo.

Puesto n° 1: Medela (harmony sacaleches manual)

Este sacaleches manual de Medela es bastante ligero, discreto y cómodo. Podemos llevarlo a todas partes y es ideal para extraer leche en cualquier ocasión. Su montaje y funcionamiento es sencillo. Asimismo, se desmonta y limpia fácilmente. El sacaleches consta de: mango, diafragma, conector, válvula, embudo, membranas, un biberón de 150 ml y un soporte para el biberón.

Para extraer la leche, cuenta con un sistema de dos fases: estimulación y extracción. Esto facilita enormemente la labor y hace que este recolector manual funcione de manera tan o más rápida que un extractor eléctrico. Además, utiliza las mismas piezas que el eléctrico, así que son compatibles. Entre sus ventajas destaca que es silencioso, ergonómico y cómodo.

Puesto n° 2: Philips Avent Sacaleches SCF330/20

El sacaleches manual de Philips Avent es un producto libre de bisfenol A (BPA). La botella está hecha de polipropileno y la tetina de silicona. Tiene capacidad para almacenar 125 ml de leche materna. El extractor cuenta con un cojín masajeador con forma de pétalos, diseñado para imitar el patrón de succión del bebé y estimular que baje la leche.

Su diseño ergonómico hace que no tengamos que inclinarnos hacia adelante mientras realizamos la extracción, lo que nos previene futuros dolores de espalda. Incluye un biberón y una tetina cuya forma se asemeja a la forma natural del pezón. Así evitamos que luego el bebé rechace el pecho, permitiéndonos alternar fácilmente su alimentación con el biberón.

Puesto n° 3: Bellababy (extractor de leche portátil)

Hecho de materiales no tóxicos, libres de BPA, y silicona suave, 100 % alimentaria. Cuenta con un mango largo y ergonómico. El compartimento de bombeo es amplio, lo que minimiza el esfuerzo que debe realizar la mano para que funcione el sacaleches. Se adapta cómodamente al pecho, evitando dolor, ya que la succión se realiza de manera similar a la que hace un bebé.

Cuenta con un mecanismo de protección antirreflujo. Es pequeño y compacto, fácil de instalar, desmontar y limpiar. Asimismo, se usa y transporta de manera muy cómoda. Incluye una tapa que garantiza la limpieza de la leche recolectada. Cuenta con garantía de un año que incluye el reembolso del 100 % o reemplazo del producto.

Puesto n° 4: Chicco (manual con copa de silicona)

Este sacaleches cuenta con una copa (tamaño universal) con revestimiento de silicona extrasuave que facilita la sujeción al pecho. Asimismo, tiene un mango ergonómico, con recubrimiento antideslizante, que favorece la colocación de los cuatro dedos de la mano, permitiendo tener una cómoda extracción de leche. Se trata de un producto libre del tóxico bisfenol A (BPA).

La extracción se realiza de manera fácil y eficaz, consiguiendo un flujo continuo de leche, lo que favorece la prolongación de la lactancia materna. El sacaleches incluye una rosca para biberón y una tetina de la línea naturalfeeling. Es compatible con todos los biberones de la misma marca y completamente esterilizable.

Puesto n° 5: KidoMe (bomba de lactancia de silicona)

El extractor manual de KidoMe es ligero, fácil de usar, transportar y almacenar. Su diseño antirreflujo evita el derrame de la leche materna. Cuenta con un cojín que masajea cómodamente el pecho mientras se realiza la extracción. Tiene tres (3) niveles de fuerza, de modo que puedes elegir el que más se adapte a tus necesidades en cada momento particular.

Sus materiales son muy resistentes, ya que está elaborado con polipropileno y silicona libre de BPA. El producto pesa cerca de 160 g. Es fácil de desmontar y limpiar, tanto de manera manual como en el microondas o el lavavajillas. El extractor viene además con un biberón, una tetina y una tapa. Es compatible con biberones Avent.

Puesto n° 6: PiAEK (con cojín de masaje sin BPA)

Este extractor de leche manual trae cojín de masaje. Está hecho de polipropileno (PP) y silicona 100 % alimentaria. Libre de BPA, ftalatos y plomo. Tiene un diseño ligero y cuenta con un mango ergonómico que reduce la fuerza de agarre y ahorra tiempo en la extracción. Es fácil de montar, desmontar, limpiar y transportar. Asimismo, es compatible con biberones Avent.

Viene en distintos colores, como púrpura o azul. Las dimensiones del sacaleches manual de PiAEK son: 7,6 cm x 15 cm x 17,7 cm. Tiene una capacidad para recoger 150 ml de leche. Incluye un sacaleches de silicona, una tapa de polipropileno y una tetina que se ajusta a una botella. El bombeo es silencioso y la extracción se hace de manera rápida y cómoda.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre los sacaleches manuales

Antes de comprar un extractor, es importante que aclares tus dudas respecto a los sacaleches manuales y el papel que juegan en la lactancia materna. Para ello, hemos preparado una serie de preguntas frecuentes que seguro pueden orientarte. Esperamos que esta guía te sirva para elegir el sacaleches que realmente necesitas y se adapte a tus preferencias particulares.

Bebé

Una de las ventajas de los sacaleches manuales es su comodidad.
(Fuente: Reana: 37371555/ 123rf.com)

¿Qué es un sacaleches manual y cuáles son sus ventajas?

Un sacaleches manual es un aparato que, como su nombre indica, sirve para extraer la leche materna y no requiere baterías ni electricidad. Estos extractores son muy fáciles de transportar, ya que ocupan muy poco espacio. A diferencia de los sacaleches eléctricos, los manuales se pueden utilizar en cualquier lugar, puesto que no necesitan corriente eléctrica.

El hecho de poder llevarlos contigo a todas partes te facilita la labor de recolección y almacenamiento de leche materna y te permite extraerte leche en cualquier lugar y momento del día. Asimismo, funcionan a tu ritmo, ya que eres tú misma la que los accionas y determinas la velocidad y el tiempo de extracción.

Ventajas
  • Silencioso
  • Peso mínimo
  • Ocupa poco espacio
  • Económico
  • Fácil de montar y desmontar
  • Cómodo de usar
  • Sencillo de limpiar y esterilizar
Desventajas
  • Cansancio manual en extracciones largas
  • Se tarda más tiempo que con un sacaleches eléctrico

¿Cuál es la forma correcta de limpiar y esterilizar el sacaleches manual?

Todos los sacaleches manuales deben lavarse antes del primer uso y, posteriormente, después de cada extracción, para evitar que se desarrollen bacterias. También se recomienda esterilizarlos una vez al día. Es importante desmontar completamente el extractor antes de lavarlo, separando todas las piezas. La limpieza puede hacerse de forma manual o en el lavavajillas.

Una vez separadas las partes, se enjuagan con agua del grifo y se sumergen en agua con jabón. Frotamos suavemente cada pieza y volvemos a enjuagar. El secado puede hacerse manualmente o dejamos las piezas sobre un paño limpio y seco y esperamos a que escurran. Esterilizamos en una olla con agua hirviendo, en un esterilizador o con bolsas especiales para microondas.

Carlos GonzálezPediatra

«La leche materna es el mejor alimento que puede tomar su hijo, a cualquier edad».

¿Cuándo debe extraerse la leche materna?

Hay casos en los que es preciso hacerlo. Por ejemplo, los bebés prematuros que deben permanecer en los hospitales son alimentados con leche materna que se extraen sus madres. Cuando a los recién nacidos les cuesta succionar porque los pechos de las madres están demasiado hinchados, nada mejor que extraerse la leche. A continuación, te resumimos las razones más comunes:

  • Bebés prematuros o con dificultades de succión.
  • Pechos hinchados, doloridos o con grietas.
  • Mastitis u obstrucciones.
  • Estimular la producción de leche.
  • Almacenar la leche para su consumo posterior.
  • Desechar la leche por toma de medicamentos.

En cualquier caso, la extracción de leche materna debe hacerse siguiendo diversas medidas básicas de higiene, como el lavado de manos (previo y posterior), además de la ya mencionada limpieza y esterilización del sacaleches. Así se evitarán infecciones, tanto en el organismo de la madre como en el del bebé. ¡Y no olvides buscar un lugar tranquilo para la extracción!

Manos

Recuerda separar todas las piezas, sumergirlas y lavarlas con agua y jabón, secarlas con un paño seco y esterilizarlas una vez al día. (Fuente: Evgeniia Sobolevskaia: 84261781/ 123rf.com)

¿Por qué es importante alimentar con leche materna a mi bebé?

Debes saber que la leche que tu organismo produce es única y su composición es personalizada. Es decir, trae exactamente los nutrientes particulares que tu bebé necesita. La leche de ninguna mujer es igual a la de otra, ya que responde a las características y necesidades particulares del bebé en cada momento específico: a veces es más fresca o a veces más líquida.

Asimismo, cuando amamantas a tu hijo, crece el vínculo afectivo entre los dos y cada vez descubres que te mira con más amor. El tiempo que comparten mamá y bebé abrazados durante la alimentación no tiene comparación con otros espacios de interacción. El período más difícil de la lactancia es el inicial, luego viene la mejor parte: mamar, reír, mamar, acariciar, mamar.

foco

¿Sabías que según estudios, los bebés alimentados con leche materna sufren menos alergias a factores ambientales y alimentos? Según la OMS, recomienda que todos los bebés reciban lactancia materna exclusiva hasta los seis meses de edad y que, posteriormente, se introduzca la alimentación complementaria, sin dejar de amamantarlos hasta mínimo los 2 años y durante el tiempo que la madre y el niño deseen.

¿Cómo continuar con lactancia materna después de incorporarme al trabajo?

Aunque no puedas permanecer todo el tiempo junto a tu bebé, sí puedes continuar con la lactancia materna gracias, entre otras cosas, al sacaleches. Este te permitirá descongestionar tus pechos cuando tengas necesidad de hacerlo, pero tu hijo no esté cerca. Al mismo tiempo, podrás extraerte leche que, si la conservas correctamente, puede servirte luego para el bebé.

Cuando la madre no está con el bebé, ambos sienten la ausencia. Si al llegar a casa le ofreces el pecho logras restablecer el contacto. Esta es una de las razones por las que se recomienda no dejar la lactancia materna tras la reincorporación al trabajo. Además, la legislación española contempla una hora diaria de permiso de lactancia que realmente debes aprovechar.

Consejo para dejar la lactancia

Cuando llega el momento de dejar la lactancia, los sacaleches también resultan ser nuestros mejores aliados para evitar molestias o mastitis. Además, los bancos de leche materna existen gracias a esta higiénica posibilidad de extracción de alimento. Así que, elige el que más se ajuste a tus necesidades y cuídalo al máximo siguiendo siempre las instrucciones del manual.

¿Cómo continuar con lactancia materna después de incorporarme al trabajo?

Aunque no puedas permanecer todo el tiempo junto a tu bebé, sí puedes continuar con la lactancia materna gracias, entre otras cosas, al sacaleches. Este te permitirá descongestionar tus pechos cuando tengas necesidad de hacerlo, pero tu hijo no esté cerca. Al mismo tiempo, podrás extraerte leche que, si la conservas correctamente, puede servirte luego para el bebé.

Cuando la madre no está con el bebé, ambos sienten la ausencia. Si al llegar a casa le ofreces el pecho logras restablecer el contacto. Esta es una de las razones por las que se recomienda no dejar la lactancia materna tras la reincorporación al trabajo. Además, la legislación española contempla una hora diaria de permiso de lactancia que realmente debes aprovechar.

Bebé

Los sacaleches manuales ocupan poco espacio.
(Fuente: Alena Ozerova: 53676502/ 123rf.com)

¿Qué cuidados debo tener con la leche extraída?

Antes de la extracción debemos lavarnos muy bien las manos y los instrumentos a usar. Tengamos a mano los envases o bolsas especiales para almacenar la leche. Se recomienda no almacenar más de 100 ml por contenedor y siempre escribir la fecha. La leche puede permanecer algunas horas a temperatura ambiente y hasta varios meses en un congelador. A continuación lo verás:

Lugar Temperatura Tiempo de conservación
Fuera del refrigerador 16 °C a 25 °C. De 4 a 6 horas.
Refrigerador 0 °C a 4 °C. De 3 a 5 días.
Congelador -18 °C. 4 meses.
Congelador Industrial. 9 meses.

Asimismo, debes tener en cuenta que la leche materna congelada se puede poner a descongelar en el propio frigorífico, para que el cambio de temperatura no sea tan brusco. Una vez descongelada, puede almacenarse hasta 2 horas a temperatura ambiente y hasta 24 horas en la nevera. Bajo ningún motivo se puede volver a congelar. Y mejor, calentarla al baño María.

Criterios de compra

Sabemos que elegir el mejor sacaleches manual no es fácil. Sin embargo, estamos convencidos de que si te informas adecuadamente sobre los aspectos más importantes a tener en cuenta a la hora de elegir tu extractor de leche, es posible que compres el más apropiado para ti. Aquí te facilitamos un poco esta tarea. Lee con atención la siguiente lista de criterios de compra:

  • Calidad y materiales de fabricación
  • Accesorios y recambios
  • Compatibilidad
  • Tamaño
  • Facilidad de uso y limpieza

Calidad y materiales de fabricación

Cuando llega la hora de elegir el sacaleches que usarás, es importante que te fijes en la resistencia de los materiales, pero también en sus componentes. Hay compuestos químicos que se utilizan en el plástico y que pueden, a largo plazo, afectar la salud de madres y bebés. Por eso, fíjate muy bien en que el sacaleches que vayas a comprar no contenga elementos tóxicos.

Debes evitar compuestos como el bisfenol A (BPA), los ftalatos o el plomo. Mejor, si buscas extractores con biberones de polipropileno (PP) y tetinas de silicona. El polipropileno es un material seguro que resiste los cambios de temperatura. Hay tetinas hechas 100 % de silicona alimentaria. En cuanto a los biberones de vidrio, no desprenden sustancias ni absorben olores.

Una de las ventajas de los sacaleches manuales es que no requieren baterías ni electricidad. (Fuente: Kuzmina: 48931104/ 123rf.com)

Accesorios y recambios

Los extractores pueden venir sólo con el biberón, lo que te implicará tener que comprar tetinas que se adapten a este si quieres alimentar directamente al bebé. Algunos sacaleches traen además tapa antipolvo, vasos o bolsas de almacenamiento, entre otros accesorios. Así que, a la hora de elegir, lee cuidadosamente qué accesorios incluye y cuáles tendrás que comprar.

Puede que necesites tetinas o pezoneras de un tamaño apropiado para tu pecho. Algunas madres utilizan contenedores especiales para almacenar la leche en el frigorífico o congelador (no se recomienda hacerlo por más de 6 meses). No olvides elegir marcas que se adapten a los biberones que vas a utilizar o que tengan recambios fáciles de conseguir si se daña alguna pieza.

Compatibilidad

Es importante que tengas en cuenta el tipo de biberones y accesorios que quieres utilizar para que, dependiendo de esto, elijas un extractor u otro. Algunos extractores de marcas poco conocidas son compatibles con productos de marcas famosas como Philips Avent o Medela, pero otros sólo se ajustan a contenedores o bolsas de la misma marca. ¡Cerciórate con antelación!

Tamaño

El tamaño del embudo que necesitas para realizar la extracción puede cambiar conforme avanzas en el proceso de lactancia. Elegir en cada momento el embudo que se ajusta al tamaño de tu pecho es indispensable para obtener el flujo de leche que necesitas. Hay marcas que ofrecen hasta cinco tamaños de embudo. Por defecto, los extractores suelen traer uno de 24 mm.

Dichos tamaños de embudos dependen del diámetro del pezón. Se recomienda que el pecho quede ajustado hasta la areola, dejando que el pezón se mueva libremente. Para elegir el tamaño ideal, mide el diámetro de tu pezón en la base y suma 4 mm, ese será el tamaño de embudo que necesitas. En cuanto al tamaño del contenedor o biberón, por lo general vienen de 125 ml.

Diámetro del pezón Hasta 17 mm Hasta 20 mm Hasta 23 mm Hasta 26 mm
Tamaño del túnel del embudo 21 mm 24 mm 27 mm 30 mm

Facilidad de uso y limpieza

Cuanto más sencillo de usar y limpiar sea tu sacaleches, más agradable será para ti la labor de extraerte la leche. Fíjate en el modo de funcionamiento y en el número de piezas que trae, esto te dará una pista de cuánto tardarás en montarlo, desmontarlo y lavarlo. Por lo general, los sacaleches manuales son más fáciles de instalar, utilizar y lavar que los eléctricos.

Dicha facilidad de uso hace que muchas mujeres, tras haber utilizado un extractor eléctrico durante un tiempo, decidan pasarse a uno manual, ya que les resulta mucho más práctico de usar y lavar. Como se señaló en la guía de compras, recuerda separar todas las piezas, sumergirlas y lavarlas con agua y jabón, secarlas con un paño seco y esterilizarlas (una vez al día).

Resumen

Gracias a los sacaleches podemos seguir alimentando a nuestros bebés después de que ha finalizado la licencia de maternidad, o en otros casos. Y dentro de este grupo, los extractores manuales son los más prácticos, fáciles de usar, limpiar y conservar, ya que además de no necesitar baterías ni electricidad, nos permiten extraernos leche en cualquier momento y lugar.

Los sacaleches manuales nos permiten descongestionar nuestros pechos a la velocidad y con la intensidad que prefiramos, ya que somos nosotras mismas las que los accionamos. Pero, especialmente, nos permiten recoger alimento, bien para tener listo un biberón de leche materna para nuestro bebé, bien para congelar nuestra leche y usarla días, semanas o meses después.

Esperamos que te haya gustado este artículo sobre sacaleches manuales. No olvides que puede interesarle también a otras madres, padres o conocidos, así que compártelo en tus redes sociales y déjanos tus comentarios.

(Fuente de la imagen destacada: Mukhina1: 39555344/ 123rf.com)

Califica este artículo

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
48 Voto(s), Promedio: 4,10 de 5
Cargando…