A partir de los seis meses de edad empiezan a salirle los dientes a los bebés. Sin embargo, tres meses antes ya observamos síntomas. Estos síntomas son molestias, malestar, llanto y enrojecimiento. Los mordedores para bebés son el utensilio para aliviar los síntomas del proceso de crecimiento de la dentición.

Con la salida de los dientes, los bebés sienten mucho dolor y malestar, pasando por un momento agotador para los papás. Los mordedores permiten que este malestar desaparezca o se vea calmado. Por tanto, se convierte en un utensilio indispensable para muchos padres. Es necesario conocer qué debemos saber y cuáles son los mejores del mercado.

Lo más importante

  • Los mordedores se utilizan para aliviar el dolor producido por la salida de los dientes.
  • Hay diversos tipos de mordedores, debemos encontrar el que cumpla con los criterios de seguridad y calidad. Hay que comprobar sus materiales y el etiquetado “CE”. También usar un mordedor adecuado a la edad, si no puede resultar peligroso e ineficaz.
  • Elegir un mordedor sencillo o más complejo está en tu mano. Hay mordedores que aportan otros estímulos. Encontramos los mordedores sonajeros, mordedores con gel, con diferentes texturas y colores.

Ranking: Los mejores mordedores para bebés del mercado

A la hora de decidirte por comprar un mordedor, te podemos ayudar. Hemos encontrado los mordedores más vendidos y mejor valorados del mercado. Entre ellos tenemos a Sophie Le Girafe y el mordedor Munchkin. A continuación, encontrarás información sobre ellos y el enlace para poder hacerte con ellos.

Puesto nº1: Sophie Le Girafe (anillo de dentición)

Este anillo de dentición es de los más vendidos en los últimos tiempos. Creado a base de elementos naturales, de caucho 100%. Ayuda a aliviar los dolores de la salida de los dientes desde el primer momento. Con un tamaño idóneo para la boca del bebé de unos 6 meses.

Diseño atractivo y bonito con dos aros para facilitar el agarre. Contiene diferentes texturas y además es muy blando y flexible.

Puesto nº2: Mordedor Munchkin

Se trata de un mordedor sencillo a muy buen precio. Con colores vivos y llamativos para el bebé. Presenta diferentes texturas que resultan estimulantes y atractivas. Es de forma variable, articulado, por lo que también resultará de entretenimiento para los pequeños.

Tiene fácil sujeción y tamaño adecuado para niños de más de 6 meses. Su aspecto más relevante es que a parte de mordedor es sonajero. Está compuesto por elementos sin BPA (libre de sustancias cancerígenas), por lo que no es perjudicial para la salud del bebé. Gracias a sus compuestos, es duro y resistente.

Puesto nº3: Chicco Fresh Relax

Este mordedor presenta una atractiva apariencia en forma de cerezas. Sus colores vivos resultan llamativos para el bebé. Su uso está indicado a partir de 4 meses, por lo que puede ser usado desde muy pronto. En su interior contiene gel, por lo que se puede refrigerar. Este aspecto es muy relevante, ya que el frío es un gran alivio para el dolor.

Sin embargo, no puede esterilizarse porque pierde su efectividad y forma. Está constituido de materiales de primera calidad. Es de plástico libre 100% de BPA. Su acabado contiene diferentes texturas, resistente y ligero.

Guía de compras. Lo que debes saber sobre los mordedores

Los mordedores se han convertido hoy en día en un objeto indispensable para los padres. Estos dispositivos resultan ser, en muchas ocasiones, la única calma para el dolor de sus bebés. Antes de conocer qué debemos tener en cuenta para comprarlos, hay que aclarar información básica sobre los mordedores.

Bebé con mordedor

Los mordedores estimulan el crecimiento de los nuevos dientes.
(Fuente: Kuzmina: 32492168/ 123rf.com)

¿Qué son los mordedores?

Estos utensilios son utilizados para aliviar el dolor de la erupción de dientes en los bebés, que suele ocurrir a partir de 6 meses. Esto les produce molestias y dolor en la encía. Los bebés se llevan constantemente las manos a la boca buscando ese alivio. Los mordedores son la opción más segura para esa acción.

Existen mordedores de diversas clases y formas, por lo que encontrar el adecuado puede resultar agobiante. Algunos prefieren no utilizarlos, otros los apoyan enormemente por sus resultados.

Iván Abreu YanesPediatra

«Es común ver como los niños se meten los dedos, puños y objetos en la boca con el fin de presionar las encías y aliviar las molestias. Ahí es donde entran en juego los mordedores.»

¿De qué están compuestos los mordedores?

Hoy en día podemos encontrar en el mercado diferentes clases. Cada mordedor tiene unos compuestos diferentes. Hay que buscar los indicados para no dañar la salud de los bebés. Esto quiere decir que tengan elementos naturales, sean hipoalergénicos y sin BPA. También que tengan un fácil uso y efectividad, precio razonable calidad/precio.

Los materiales más utilizados son la silicona, la goma o el plástico. Estos elementos estarán adaptados para el bebé, siendo higiénicos y seguros. También deben haber pasado una prueba de calidad denominada “Certificado CE”. En el caso de los mordedores rellenos, se componen de agua purificada o gel.

Bebé con mordedor naranja

Hay muchos tipos de mordedores, como los de plástico, silicona, los collares de dentición o los mordedores de gel.´
(Fuente: Kuzmina: 54270483/ 123rf.com)

¿Qué tipos de mordedores hay?

Hoy en día tenemos a nuestra disposición gran variedad de estos dispositivos. Desde los más simples y tradicionales a los más modernos y avanzados. Podemos encontrarlos categorizados por sus materiales: de caucho, de plástico, o silicona. Otro tipo es el mordedor sonajero, que nos aporta estimulación sonora además de alivio.

Sin embargo, la clasificación más común de mordedores es: con o sin gel refrigerante. Ambos pueden ser igual de buenos, la única diferencia es que los de gel pueden enfriarse, aportando un alivio más rápido en las encías. La elección dependerá de las necesidades y gustos de cada niño y familia.

Adorable bebé con mordedor

Los mordedores tienen un diseño bonito y atractivo para el bebé.
(Fuente: Kuzmina: 86528154/ 123rf.com)

También encontramos utensilios más modernos, como los collares mordedores o guantes mordedores. Los primeros son llevados por la madre o el padre y el bebé puede morderlo desde su regazo. Los segundos son puestos en el puño de bebé como un guante. No encontramos un tipo mejor que otro, cada uno tiene unas características y funciones.

¿Para qué edades se recomiendan los mordedores?

Estos utensilios van ligados a la erupción de los dientes. Esta aparece a partir de los 6 meses, pero sus síntomas se aprecian mucho antes. Desde alrededor de los 3 meses los bebés comienzan a morderse los puños. Según cada bebé puede presentarse en un momento u otro. Es importante saber qué edad es la recomendada para cada dispositivo.

Encontramos mordedores indicados desde los pocos meses de vida (mordedor Chicco). Otros son recomendados a partir de 6 meses (Sophie Le Girafe). Por tanto, es esencial conocer la edad indicada para el uso del producto. Si no se da un buen uso puede no cumplir su función o incluso ser peligroso para el bebé.

Asociación Española de Pediatría

«En esos días el niño estará ansioso por morder cosas, dejemos que lo haga sin problemas, pero que sean objetos seguros.»

¿Qué ventajas nos ofrece el uso de mordedores?

Encontramos diversas opiniones y estudios respecto al uso de estos productos. Algunas apoyan firmemente su utilización, ya que hay una gran recopilación de beneficios en cuanto a su empleo se refiere. Podemos destacar algunas de las ventajas para el bebé, las cuales vemos reunidas en la siguiente lista:

  • Están adaptados para el uso de los bebés, por lo que son la opción más segura.
  • Sirve como calmante y alivio para el dolor.
  • Tiene un tamaño adecuado para su edad, fortalece sus manos y dedos.
  • Los materiales son naturales y patentes, no tienen riesgo para la salud.
  • Suelen tener colores vivos y llamativos, resultando atractivos para el bebé.
  • Si se trata de un mordedor sonajero, estimula el sentido del oído.
  • Al presionar la encía, ayudan al proceso de salida de los dientes.
  • Sirven de entretenimiento para los pequeños.

Criterios de compra

A la hora de comprar un mordedor, hay que tener una serie de conceptos claros. Estas nociones nos permitirán encontrar la mejor opción para nuestro bebé, aportando un utensilio seguro y de calidad, con resultados favorables para su salud. A continuación, encontrarás los aspectos que hay que tener en cuenta:

  • Sustancias tóxicas
  • Edad recomendada
  • Certificado “CE”
  • Facilidad de uso
  • Aporte de otros estímulos

Sustancias tóxicas

Es imprescindible fijarnos en los materiales que contiene el mordedor. Este es uno de los criterios más importantes. Sus elementos no deben ser perjudiciales para la salud del bebé. Los materiales que contiene han de ser naturales, “a ser posible”, e hipoalergénicos. En caso contrario han de indicar que son aptos para los pequeños.

Los principales materiales son el caucho, silicona, goma o plástico. También los encontramos rellenos de gel creado a base de agua. Se recomienda no comprar mordedores eléctricos, ni con pilas o vibración. Este tipo de elementos suelen ser peligrosos para edades tan tempranas, pues pueden provocar accidentes.

Bebé mordiendo dona

Los bebés se llevan todo a la boca, es por ello que un mordedor es una opción muy práctica.
(Fuente: Bilkei: 117436099/ 123rf.com)

Edad recomendada

Es imprescindible conocer la edad apta para el uso del mordedor que compremos. Como hemos visto, hay mordedores para cada etapa. Esto es muy importante, ya que puede ser peligroso usarlo en un momento no indicado. En el caso de los mordedores de gel, puede perforarlo y sacar el líquido. O si el bebé es pequeño puede no poder agarrarlo.

Encontramos mordedores incluso a partir del nacimiento, otros pueden emplearse a partir de 3, 4 o 6 meses. Hay que recordar siempre consultar este criterio antes de comprar el producto. Así lograremos una utilización segura y eficaz, con resultados positivos y satisfactorios para la salud de los pequeños.

Etiqueta “CE”

El etiquetado CE significa que cierto producto ha superado las exigencias. Es decir, que el producto es apto para el uso. Los mordedores son sometidos a una serie de pruebas para comprobar su seguridad y eficacia. Si las superan habrán obtenido la etiqueta CE. Que el mordedor contenga este etiquetado nos indica que es de buena calidad.

Esta indicación es básica e importante, ya que nos está diciendo que el producto es apto para nuestro bebé. No debemos comprar ningún mordedor sin este etiquetado. Puede resultar peligroso y no cumplir con las funciones prometidas, además de haber resultado una mala inversión.

foco

Te aconsejamos buscar esta etiqueta también en los juguetes.

Facilidad de uso

Debemos tener en cuenta que el mordedor no solo resulte atractivo. El diseño de la forma es un elemento clave a la hora de comprar estos productos. Si su configuración no es la indicada, nuestro bebé puede no conseguir utilizarlo y por supuesto, no lograremos ese ansiado alivio del dolor de encías.

En el mercado hay mordedores de todo tipo de formatos, pero debemos tener en cuenta la facilidad de uso. Por ello se recomienda que tengan asas, relieves o un tamaño adecuado para la mano de tu bebé. El que tenga una forma diferente también ayudará al bebé a tener nuevas sensaciones y experiencias.

Aporte de otros estímulos

Como hemos observado, los mordedores pueden ser de muchos tipos, tamaños, materiales y formas. Es por ello un buen criterio de compra que aporte un estímulo extra para nuestro bebé. Estos estímulos pueden ser sonoros, visuales, olfativos o táctiles. La elección dependerá de las necesidades de cada familia.

En el caso de los mordedores sonajeros el sonido será un gran estímulo atractivo para el pequeño. También resaltan los de colores vivos y formas atractivas. Otros contienen texturas diversas y relieves que ayudan a desarrollar el tacto del bebé. Los cuales además ayudan a presionar la encía calmando más rápido el dolor.

Resumen

Con la aparición de los síntomas de la salida de los dientes es necesario buscar un calmante para el bebé que ha de cumplir con los criterios de seguridad y calidad necesarios para su corta edad. Por tanto, aparecen los mordedores. Estos no solo alivian el dolor del pequeño, sino que aportan otros estímulo visuales, sonoros y táctiles.

Hay muchos tipos de mordedores, como los de plástico, silicona, los collares de dentición o los mordedores de gel. Hay que encontrar el más indicado para nuestro bebé. Es necesario elegir el que se adapte a la edad del pequeño, encontramos desde el nacimiento hasta etapas posteriores como los 6 meses.

Algunos de los mordedores más vendidos son Sophie Le Girafe, el sonajero mordedor de Munchkin y el mordedor Chicco Fresh Relax. Esperamos que el artículo haya resultado útil y de ayuda para lograr dar con el que mejor se adapte a las necesidades de tu bebé. ¡Puedes compartirlo y contarnos tu experiencia en comentarios!

(Fuente de la imagen destacada: Kuzmina: 54270483/ 123rf.com)

Califica este artículo

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
34 Voto(s), Promedio: 4,53 de 5
Cargando…