Durante sus primeros meses de vida, los bebés se pasan la mayor parte del tiempo tumbados. Es por este motivo que las mantas para bebés se hacen tan necesarias. Estos artículos infantiles se encargan de que los peques estén calentitos y cómodos, tanto en su cuna como en el cochecito. Escogerlos con acierto puede ser todo un reto.

De ahí que hayamos preparado esta guía para comprar mantas para bebés. A lo largo de este artículo, te ofreceremos consejos para seleccionar el modelo apropiado. En el mercado, las opciones son numerosas en cuanto a materiales, tamaño o diseños. Por ello, te ofrecemos un poco de orientación para tomar la mejor decisión de compra.

Lo más importante

  • La manta es un factor decisivo en la calidad del sueño y descanso del bebé. Por este motivo, su elección debe ser reposada y meditada.
  • Velar por que la calidad de los materiales de fabricación de la mantita para bebés sea superior es fundamental. Selecciona siempre tejidos naturales que no irriten ni ocasionen molestias en la piel del bebé.
  • Estos artículos deben elegirse en función de la temperatura y/o estación del año. Las mantas de verano e invierno, como es lógico, están confeccionadas en materiales diferentes.

Ranking: Las mejores mantas para bebés del mercado

Brindar el máximo confort a tu bebé mientras está durmiendo o está tranquilo en su cunita es imprescindible. Las mantas infantiles proporcionan un hábitat acogedor para que su descanso sea óptimo. A continuación, encontrarás una selección de algunas de las mejores mantas para bebés. Valora los pros y contras de cada modelo.

Puesto nº1: Lulando (80 x 100 cm)

Si estás buscando una manta de tacto suave y agradable, no puedes perderte este modelo. Con unas medidas de 80 x 100 cm, está fabricada en 100% algodón. Se trata de un artículo reversible y, de hecho, uno de los lados es de una mullida felpa tipo Minky. De color gris, está disponible en dos diseños: uno con estrellitas y otro con diamantes.

La mantita cuenta con un relleno confeccionado en poliéster antialérgico. Este material, además de ser transpirable, permite que el bebé permanezca calentito todo el tiempo. Por sus características, este producto es apropiado para recién nacidos hasta los 12 años. Otro punto a su favor es que posee el certificado OEKO TEX.

Puesto nº2: Montse Interiors Monkey Azul

Esta coqueta mantita se convertirá en el bien más preciado del bebé. No solo por su suavidad, sino porque viene acompañada de un tierno mono de peluche de color azul. Lo mejor es que hay varios modelos y colores para seleccionar, cada uno con un muñeco diferente. En concreto, esta manta mide 75 x 90 cm y el peluche, 20 cm.

Tanto la mantita como el peluche tienen un tacto muy suave y agradable, casi como de seda. No solo es un artículo que resulta extremadamente útil, sino que es estupendo para regalar. Con este modelo, el bebé estará doblemente calentito, no solo por la acción de la manta, sino porque podrá dormir abrazado a su muñeco.

Puesto nº3: Lebze Muselina

La muselina es uno de los materiales más adecuados para una manta para bebé. Ello puede explicarse porque es suave y transpirable, dos cualidades esenciales para este tipo de artículos. Este modelo está compuesto en un 70% de fibra de bambú y un 30% de algodón. No solo la calidez está asegurada, sino que evita el sobrecalentamiento.

Es, además, una mantita de tamaño extragrande, pues mide 120 x 120 cm. De ahí que sea un artículo ideal para envolver a los bebés tanto durante la etapa neonatal como en la niñez temprana. En cuanto a los diseños, puedes elegir entre un estampado de pluma o de diente de león. Sin duda, una mantita multiusos que facilita el cuidado del bebé.

Puesto nº4: ByBoom Manta Arrullo

En un bonito color gris antracita, esta manta arrullo es idónea para el otoño e invierno, pues proporciona al bebé el máximo confort. Como tiene doble tejido polar termorregulador, el peque estará siempre muy calentito. Por su diseño, es adecuada para la mayor parte de los cochecitos y sillitas de paseo infantiles.

Con unas medidas de 90 x 30 cm, al disponer de botones no será necesario despertar al bebé o desabrochar el arnés para quitarle la manta. Está indicada para bebés de entre 0 y 10 meses y luce un lindo diseño de un osito en la parte delantera. Fabricada en 100% poliéster, también hay una versión más fina para verano y primavera.

Puesto nº5: Zollner Manta polar coralina

La principal característica de esta manta para bebé es su textura aterciopelada. Está disponible en color azul oscuro y beige, y en ambos diseños incorpora un dibujo de un osito en la parte frontal. Gracias a su tamaño de 75 x 100 cm, es un producto ideal para la cuna, el maxicosi o el cochecito de paseo. La mantita es de 100% poliéster.

Es, de hecho, una manta polar de coralina, cuyo gramaje es de 280 g/m2. Esto se traduce en un mayor abrigo para el peque de la casa. Lo mejor es que puede usarse también como toquilla o manta de arrullo o de juegos, por lo que los usos son diversos. Es transpirable, ligera e higiénica, ya que puede lavarse incluso a 95º en lavadora.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre las mantas para bebés

El universo de las mantas para bebés puede resultar un poco abrumador dada la cantidad de opciones y modelos existentes. Se trata de artículos imprescindibles para los recién nacidos, especialmente durante los meses más fríos. Si necesitas aclarar conceptos sobre las mantitas, te animamos a consultar esta guía de compras.

Bebé duermiendo con manta blanca

Una buena manta hará que el bebé esté más feliz y cómodo.
(Fuente: Prusakova: 45866729/ 123rf.com)

¿Es realmente práctica una manta para bebés?

Las mantas para bebés, al igual que las diseñadas para los adultos, contribuyen a que el descanso y el tiempo de sueño sean óptimos. Son artículos infantiles encargados de proporcionar la máxima comodidad posible mientras el bebé está descansando en su cuna o en el capazo. Ya sabes aquella regla de ‘una capa más que los adultos’.

Los bebés pueden llorar por numerosos motivos: hambre, sueño, dolores o incomodidad, por ejemplo. Esta última podría estar relacionada en algunas ocasiones con la sensación de frío. De ahí la necesidad de que el bebé goce siempre del grado de confort que precisa. Las mantas infantiles suponen un excelente aliado para conseguirlo.

Pies de bebé

Optar por una manta mullida y de textura suave será un acierto.
(Fuente: Mentz: 13291278/ 123rf.com)

¿En qué situaciones los bebés podrían necesitar una manta?

A simple vista, pareciera que las mantas son útiles únicamente para los meses más fríos. No obstante, estos artículos resultan muy prácticos en un buen número de situaciones. Por ejemplo, para envolver al bebé después del parto, para salir del hospital o para trasladarlo de un sitio a otro en el que la temperatura es más baja.

Las mantitas no solo son apropiadas para taparle mientras duerme en su cunita, sino también durante los trayectos en coche. Son productos para llevar siempre en la bolsa del cochecito, pues nunca se sabe cuándo podemos precisarlos. Incluso, resultan ideales para situar en el suelo para que el peque explore cuando sea un poco más mayor.

Rosa SorribasConsultora de lactancia certificada internacional

«El método de envolver al bebé sirve de protección al recién nacido, lo calma cuando está demasiado excitado, previene que se asuste con sus propios movimientos reflejos y lo mantiene calentito hasta que su termostato interno se regula.»

¿Existe alguna regulación en torno a las mantas para bebés?

Es conveniente cerciorarse de que las mantas para bebés han sido expresamente fabricadas y diseñadas para los recién nacidos. Esto significa que no vale cualquier manta de adulto. Una de las principales razones es por la calidad de los materiales, ya que estos podrían no ser aptos para los bebés. Algunos podrían ser tóxicos para ellos.

Asegúrate, entonces, de que tienes delante un producto de puericultura. Algunos modelos cuentan con el certificado GOTS, que indica que el artículo cumple las Normas Textiles Orgánicas Globales. Otro certificado común es el OEKO TEX, que verifica que no se han empleado sustancias nocivas para la salud durante su fabricación.

Bebé con manta gris

Las mantas para bebés de fibras naturales son transpirables y aportan el confort que necesitan.
(Fuente: Hannamariah: 65998541/ 123rf.com)

¿Cuáles son los materiales más recomendables?

En este punto, habría que partir de la base de que los materiales deben ser adecuados para los bebés. Esto supone que sean antialérgicos y estén libres de químicos dañinos. Teniendo esto claro, lo siguiente sería valorar la estación del año en la que vas a utilizar la mantita.

No serán los mismos materiales para invierno que para verano.

Por ejemplo, en los meses más fríos habría que optar por fibras naturales que ofrezcan mayor calidez como la lana o el algodón. La coralina también podría ser una excelente opción. En primavera o en verano, el algodón 100% es el material estrella.

foco

El crochet o el ganchillo son diseños elegantes y muy bonitos. Siempre serán una decisión acertada.

¿Son aptas para la lavadora las mantas para bebés?

Por lo general, las mantas para bebés son aptas para lavar en lavadora. Eso sí, la temperatura de lavado dependerá del tipo de material. Hay materiales que admiten en torno a 30 grados, ya que, de superar esta temperatura, podrían deteriorarse. Otras mantitas confeccionadas en materiales más resistentes resisten hasta 90 grados.

En cualquier caso, la higiene de estos productos está más que garantizada. Conviene, entonces, fijarse bien en la etiqueta e indicaciones del fabricante para darle al artículo el mejor mantenimiento. Es muy importante que el bebé se encuentre en una atmósfera higiénica, por lo que apuesta siempre por materiales adecuados para lavadora.

Criterios de compra

Como es lógico, todos los padres desean adquirir la mejor manta para su bebé. Esta será aquella que reúna los requisitos de calidad, tamaño y diseño. A continuación, encontrarás una lista de algunos de los criterios de compra más importantes que deberías tener en mente. Considera estos aspectos antes de tomar cualquier decisión.

  • Calidad de los materiales
  • Tamaño
  • Diseño
  • Textura

Calidad de los materiales

La calidad de los materiales de fabricación es el primer detalle a valorar a la hora de comprar una manta para bebé. No olvides que es un artículo que estará en contacto con su cuerpecito. Por este motivo, debe estar elaborado en materiales transpirables, confortables, que no irriten su piel ni provoquen alergias.

Una elección acertada pasará por apostar por fibras naturales como el algodón. Este material es transpirable y mantiene una temperatura corporal óptima. Por supuesto, no ocasiona ninguna irritación. El poliéster es un material sintético y más económico, pero igualmente apto para bebés. La lana también puede ser una buena idea.

Mantas de bebé blanca

Los modelos más económicos podrían encontrarse en torno a los 10 euros, mientras que los más caros podrían alcanzar los 40 euros.
(Fuente: Eivaisla: 64914542/ 123rf.com)

Tamaño

El tamaño es un factor importante, especialmente si tu idea es seleccionar una manta que le dure más allá de los primeros meses de vida. Lo ideal es que te decantes por un modelo que sea lo suficientemente grande para que puedas envolver al bebé. Si es grande, además, podría servir para colocarlo en el suelo para cuando empiece a gatear.

Una medida correcta podría ser aquella que oscila entre los 100 y 120 cm de longitud. Estas dimensiones son extraordinarias incluso para aquellas mantas cuya función sea solo tapar al bebé en su cunita. Respecto a la anchura, no escojas una menor a 70 cm. Recuerda que los bebés crecen muy rápido y así podrás usarla más adelante.

View this post on Instagram

¿A alguien más se le han pegado hoy las sábanas? Amigas, nos quedan últimas unidades de mantitas y arrullos, siguen en liquidación con el código FRIO hasta final de semana. Todavía queda invierno por delante, no dejéis escapar esta oportunidad, porque podéis seguir usándolas el próximo invierno, en la cuna, carrito o en vuestros viajes en coche ya que nuestras mantas son bien gandotas. 📷@nuriacafe www.lamimosina.com Recuerda que comentar nuestra publicaciones tiene premio: un vale de 10 Euros para gastar en la web. (Más info en stories destacados) #lamimosina #hechoamano #marketingemocional #babys #newborn #bebemolon #algodon #textilbebe #lactancia #lactanciamaterna #biberon #embarazo #mumtobe #maternidadreal #mantabebe #muselina #bandana #mochila #mamiprimeriza #instadeco #decokids #nordicroom #decoinfantil #babys #newborn #mantabebe

A post shared by L A M I M O S I N A (@lamimosina) on

Diseño

El diseño es, cómo no, un aspecto fundamental a la hora de elegir mantas para bebés. En este sentido, cada mamá y papá escogerá un modelo u otro en función de sus gustos y preferencias. Hay quienes prefieren colores tipo pastel, como azul o rosa. Otros, por su parte, pueden optar por tonos más oscuros como el gris antracita o el marrón.

En el mercado, existen modelos para todos los gustos. Hay mantas más sencillas, sin adornos, y otras están decoradas con motivos infantiles, como ositos, por ejemplo. Más que diseño, muchos papás buscan la practicidad. Esto quiere decir que prefieren un modelo neutro que también sirva a un futuro hermanito o hermanita.

Dr. José Casas RiveroDoctor en medicina

«Con la técnica de envolver a un bebé hasta los 2 meses de vida se ha demostrado que sufren menos cólicos del lactante y que se despiertan súbitamente en menos ocasiones sobresaltados como si tuvieran una sacudida espontánea.»

Textura

La textura se encuentra íntimamente ligada con la composición de la manta y los materiales. A esta clase de productos infantiles se les exige una textura suave y agradable. No en vano, tanto el cuerpo como la carita del bebé estarán en permanente contacto con la manta. Un tacto sedoso permitirá que los peques estén muy cómodos.

Es más, la incomodidad es uno de los motivos principales por los que el peque podría llorar. Esto podría solucionarse con la elección de una mantita acogedora, que favorezca su descanso. Asimismo, una textura aterciopelada le brindará un enorme confort y, sobre todo, abrigo para los meses más fríos del año.

Resumen

Las mantas para bebés son uno de los productos esenciales a considerar ante la llegada de un bebé. Sobre todo durante sus primeras semanas de vida, su cuerpecito es mucho más sensible a las temperaturas. Por esta razón, es preciso disponer de una mantita que le ayude a mantener el calor corporal mientras duerme o descansa.

Los bebés crecen muy rápido, por lo que, quizás, convenga decantarse por una manta infantil de mayor tamaño para que le dure más tiempo. En cualquier caso, lo aconsejable es conocer cuál es el uso que planeas darle. El bebé pasará mucho tiempo con ella, así que procura que sea un modelo de textura suave y cálida.
Si te ha gustado este artículo, te animamos a compartirlo en las redes sociales. También puedes dejarnos un comentario a continuación.

(Fuente de la imagen destacada: Hannamariah: 36536262/ 123rf.com)

Califica este artículo

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
36 Voto(s), Promedio: 5,00 de 5
Cargando…
Avatar

Publicado por zonapadres