Las hamacas o mecedoras para bebés son, para muchos papás, un invento superútil. Está claro que no es un artículo indispensable, como puede ser el cochecito o la cuna. Sin embargo, a muchos papás les han sacado de más de un apuro en ocasiones. Están pensadas para que el peque esté relajado y tranquilo. Si él lo está, sus papás también.

Como cualquier otro artículo infantil, el ámbito de las hamacas para bebés es muy amplio. Tanto, que hasta puede resultar abrumador. Hay hamacas muy sencillas, sí, pero también hay otras con centro de actividades o con vibración. Esta guía de compra de hamacas para bebés te ayudará a encontrar el modelo más apropiado.

Lo más importante

  • Una hamaca ideal es aquella que se caracteriza por ser compacta y ligera. Por supuesto, la seguridad es innegociable. Asegúrate de que el cinturón o retenedor impedirá que el niño se resbale.
  • Las hamacas son artículos diseñados única y exclusivamente para instalarse en el suelo. Puede parecer una buena idea colocarlas en la cama o sobre una mesa, pero no lo es. Podría deslizarse con el balanceo y caer.
  • Valora si prefieres una hamaca sencilla o con dispositivo de vibración, barra de juguetes y demás accesorios. La variedad de modelos es inmensa.

Ranking: Las mejores hamacas para bebés del mercado

Si estás valorando seriamente adquirir una hamaca o balancín para bebé, en esta guía de compras te ayudamos. A continuación, encontrarás algunas de las mejores hamacas para bebés del mercado. Lo mejor es que, primero, sepas cuáles son tus necesidades y las de tu bebé. Entonces, podrás tomar una decisión más acertada.

Puesto nº1: BabyBjörn Bliss

Este modelo de la marca BabyBjörn es uno de los más aplaudidos por los usuarios. Se trata de una hamaca de carácter ergonómico que permite que el bebé tenga tanto su cabecita y cuello como la espalda bien apoyados. Está disponible en 9 colores diferentes: gris antracita, azul, gris, negro o rosa palo, entre otros.

Asimismo, puede escogerse entre hamaca de algodón o de tejido de malla. El balanceo que ofrece este producto es natural, es decir, sin pilas ni vibraciones adicionales. Con unas dimensiones de 89x39x10 cm, es una hamaca apta desde los primeros días de vida del bebé hasta sus 2 años. Incorpora un arnés para una seguridad total.

Puesto nº2: Fisher-Price Safari

Al peque le encantará el diseño safari de esta hamaca, pues sus ojos se le irán detrás de los simpáticos animalitos que adornan el asiento. El artículo goza, así, de un cómodo respaldo, el cual admite dos posiciones de reclinación. Otro extra muy interesante es que incorpora vibraciones para un descanso más relajante.

Tiene unas medidas de 49,5×39,5×5 cm y está recomendado para recién nacidos y hasta los 4 años, o hasta los 18 kg de peso. Confeccionado en plástico, pero con una sillita acolchada extraíble y lavable, incluye una divertida barra de juguetes. Así, el peque estará muy entretenido tratando de alcanzar y golpear los muñecos colgantes.

Puesto nº3: Ingenuity 10037 Hamaca-Columpio

Este completo artículo infantil combina hamaca y columpio. El resultado es un práctico y avanzado producto que mantendrá entretenido al bebé durante horas. No solo cuenta con 5 velocidades de balanceo, sino también con 8 melodías distintas y 3 sonidos de la naturaleza. Relajar al bebé será cuestión de sentarlo en él.

Está equipado de un arnés de 5 puntos para una máxima seguridad. También incorpora una barra de juguetes con dos muñecos de felpa para una mayor diversión. Como trae 3 lazos adicionales, incluso será posible agregar más juguetes. Indicada para bebés hasta los 9 meses, la hamaca permite un plegado sencillo para facilitar los traslados.

Puesto nº4: BabyBjörn Balance soft

Este modelo es la prueba de que, a veces, lo sencillo puede ser exactamente lo que necesitas. Disponible en varios colores, entre los que se encuentran el gris oscuro, el negro o el beige, esta hamaca destaca por ofrecer un balanceo natural. Esto significa que no requiere ni de cables ni de pilas. Sus medidas son de 79x39x56 cm.

Esta hamaca está diseñada para recién nacidos hasta los 2 años de edad. También es posible seleccionar su tejido, entre algodón o tejido de red. La tela es extraíble, lo que significa que es apta para la lavadora. Ya que brinda un suave balanceo, es un producto que favorece el desarrollo del equilibrio y las habilidades motoras del bebé.

Puesto nº5: Disney Mickey Mouse

Con un coqueto estampado de de Mickey Mouse, el peque se lo pasará en grande en esta hamaca. La tela es de color gris claro, pero está adornada con las características orejas de Mickey en vivos colores. Además del bonito diseño, este modelo está equipado con una barra de juegos con los personajes Disney más simpáticos.

Otra de las características más destacadas de este producto es que incorpora música y luces. De este modo, el bebé estará un buen tiempo entretenido. Esta hamaca tiene dos modos: asiento fijo y mecedora. Dispone de un arnés de 5 puntos y patas antideslizantes para proporcionar la máxima seguridad al bebé.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre las hamacas para bebés

Seleccionar la mejor hamaca para bebé supone tener cierto conocimiento sobre estos artículos. Aunque no son productos infantiles indispensables, sí que resultan muy útiles. Es posible que tengas algunas preguntas sobre ellos. De ahí que te animemos a consultar esta guía de compras para adoptar una óptima decisión.

Bebé en hamaca

El movimiento de las hamacas es ideal para tranquilizar a tu bebé.
(Fuente: Schmidt: 85164067/ 123rf.com)

¿Qué son exactamente las hamacas para bebés?

Con frecuencia, las hamacas para bebés también se denominan mecedoras o balancines. Estos nombres hacen referencia a un mismo producto: un asiento, por lo general, acolchado e inclinado que se balancea. Quizás las hamacas para bebés no tengan la importancia de un cochecito o una cuna, pero resultan muy prácticas.

Las hamacas infantiles son artículos sencillos, pero la realidad es que son de enorme utilidad. Están concebidas para situar a los bebés en ellas en una posición diferente a la de la cuna o el carrito.

Como decíamos anteriormente, las hamacas para bebés están ligeramente inclinadas y brindan un balanceo muy agradable.

¿De qué partes se compone una hamaca para bebés?

Estos artículos para bebés se componen de varias partes diferenciadas. En primer lugar, hay que destacar el chasis y la base de apoyo. Estos suelen estar fabricados en materiales resistentes como es el metal. También hay algunos tipos de plástico que pueden hacer idéntica función que el metal y que podrían resultar más económicos.

En segundo lugar, el asiento es rígido y acolchado al mismo tiempo. Posee un núcleo más duro para que el bebé apoye bien la espalda. Asimismo, suele venir recubierto con una funda mullida y acolchada para un máximo confort. El cinturón de seguridad, por su parte, se encarga de evitar que el bebé se resbale.

Bebé en columpio

Hay hamacas para bebés de diferentes edades y peso.
(Fuente: Vasileva: 62149710/ 123rf.com)

¿Cuál es la utilidad de las hamacas para bebés?

Las hamacas estimulan a los bebés a familiarizarse con el entorno. Está claro que en su cunita es donde más cómodos se encuentran, así como en el cochecito. No obstante, cuando están despiertos, puede resultar muy positivo que los bebés dispongan de una mayor visión de su alrededor, al estar inclinados.

Otra ventaja es que son artículos que ayudan a desarrollar su equilibrio, así como sus capacidades motoras. Esto sucede gracias a ese suave balanceo que ofrecen. Además, las hamacas permiten un óptimo control del peque mientras sus padres están haciendo otras tareas. No solo están bien sujetos, sino entretenidos.

J. Mateu SanchoMédico

«Las hamacas nunca deben colocarse en lugares altos, superficies blandas, sobre sillones o en sitios que haya vibraciones, sino que siempre han de colocarse sobre el suelo firme. Nunca deben utilizarse en el automóvil. Se aconseja dejar de utilizarlas cuando el niño ya realiza movimientos de vaivén lateral, por el peligro de que puedan volcarse.»

¿Para qué edad están indicados las hamacas?

La mayoría de las hamacas están indicadas para recién nacidos. Esto significa que pueden ser utilizadas como complementos a la cuna. De este modo, los papás podrán tenerlos vigilados continuamente. Por las características de las hamacas, el bebé está inclinado y no sentado, por lo que su cabecita estará totalmente sujeta.

Dependiendo del modelo y del fabricante, las hamacas podrían usarse hasta los 6 meses e, incluso, hasta los 2 años de edad. La calidad y robustez de los materiales de fabricación serán determinantes en este sentido. Se aconseja, por tanto, consultar las especificaciones del fabricante.

foco

Recuerda que las hamacas resisten hasta un cierto peso, ten cuidado de no exceder el peso sugerido.

¿Dónde debería colocar una hamaca para bebé?

Las hamacas para bebés deben colocarse siempre sobre el suelo. No son aptas, por tanto, para otras superficies lisas como una mesa o un sofá. Bajo ningún concepto, de hecho, estos artículos deben situarse en altura, ya que se corre el riesgo de que se deslicen. Ni siquiera aunque las patas sean antideslizantes.

Recuerda que las hamacas infantiles son objetos que se balancean y, por tanto, gozan de cierto movimiento. Este leve balanceo podría ser más que suficiente para que vayan desplazándose poco a poco por la superficie. Con el fin de evitar el riesgo de caídas, únicamente son apropiadas para situar en el suelo.

Hamacas para bebé

Las hamacas para bebé son ideales para entretener a tu pequeño.
(Fuente: Famveldman: 30780455/ 123rf.com)

¿Qué cualidades debería reunir una hamaca para bebés?

La elección de una hamaca para bebés irá en función de las necesidades. Eso sí, hay ciertos detalles que cualquier papá debiera buscar en aras de identificar el modelo perfecto. En relación al chasis, sería deseable que estuviera fabricado en materiales resistentes y de calidad. También, que constase de patas antideslizantes.

Respecto al asiento, debería ser lo suficientemente rígido como para sujetar la cabecita, espalda y cuello del bebé. Al mismo tiempo, sería bueno un revestimiento que fuera acolchado y mullido. Asegúrate de que está dotado de un cinturón de seguridad. Uno de los más aconsejables es el tipo arnés, para que no se escurra por debajo.

Criterios de compra

Con las nociones básicas en mente, lo siguiente es tener en cuenta ciertos aspectos a la hora de comprar una hamaca para bebés. Para tomar la decisión óptima, es indispensable considerar ciertos criterios de compra. A continuación, te enumeramos algunos de los más importantes para ayudarte a elegir la hamaca que necesitas.

  • Materiales de fabricación
  • Edad
  • Sistema de seguridad
  • Plegado
  • Características adicionales

Materiales de fabricación

Como en el caso de cualquier artículo infantil, es esencial velar por la calidad de los materiales de fabricación de la hamaca. El chasis suele estar elaborado en materiales robustos y resistentes como el metal o bien el plástico duro. Estos se encargarán de ofrecer la adecuada solidez que requiere un producto de este tipo.

En el caso del asiento, lo normal es que esté dotado de un revestimiento confeccionado en tejidos aptos para uso infantil. El algodón es uno de ellos, aunque también es muy usual el tejido mesh o de malla. Entre otras ventajas, este último destaca por ser transpirable. Por supuesto, asegúrate de que el asiento es ergonómico y acolchado.

Edad

El mundo de las hamacas para bebés es muy amplio y cada una responde a unas necesidades. Por lo general, estos artículos están diseñados para usar ya desde recién nacidos. No obstante, en función de los materiales y/o el peso que soportan, estarán indicados hasta cierto límite de edad. Recuerda consultar las indicaciones del fabricante.

Hay, por tanto, modelos que resisten hasta 9 kg de peso, por lo que serían adecuados para niños hasta alrededor de los 6 meses. También hay otros que son aptos para peques hasta sus 9 meses e, incluso, es posible encontrar opciones hasta los 2 años de edad. Como ves, las alternativas son diversas, así que valora cuáles son tus necesidades.

Sistema de seguridad

Las hamacas son artículos pensados para ofrecer al bebé un suave balanceo. Aunque este movimiento es muy leve, es indispensable que el niño esté muy bien sujeto, a fin de minimizar los riesgos. De ahí que sea de vital importancia que el modelo conste del sistema de seguridad apropiado. Así, el peque podrá disfrutar sin peligro.

Uno de los métodos de sujeción más recomendables es el tipo arnés o triángulo. Lo reconocerás porque está pensado para que el peque introduzca sus piernecitas por él. En medio, tiene un separador que es el encargado de que no se resbale. Con este sistema de sujeción, el bebé podrá balancearse con toda su energía y sin riesgo alguno.

Aral SuárezEspecialista en Atención Temprana

«La hamaca se puede transportar y el bebé puede observar los desplazamientos de todo lo que hacen aquellos que están a su alrededor.»

Plegado

Muchos papás encuentran esencial que la hamaca disponga de un sistema de plegado efectivo. No todos los hogares tienen el mismo tamaño ni el espacio libre es idéntico. De ahí que muchos precisen un modelo que pueda plegarse de manera que ocupe el menor sitio posible. Esta cualidad también facilitará los traslados.

Tan importante como que el plegado resulte sencillo y cómodo es que el cierre de la hamaca no pueda realizarse de manera accidental. Por este motivo, es deseable que este sistema incorpore un bloqueo de seguridad. El objetivo de este mecanismo es que no pueda producirse un cierre inesperado de la hamaca para bebé.

Características adicionales

En el mercado, existen hamacas más sencillas y otras más complejas con un sinfín de extras y características adicionales. Hay modelos, por ejemplo, que incorporan divertidas barras de actividades. Estas suelen estar dotadas de muñecos, sonajeros, mordedores y otros juguetes que el peque podrá manipular fácilmente para entretenerse.

Los modelos más innovadores disponen de sistema de vibración. Esto quiere decir que el balanceo puede activarse por medio de un botón. Las vibraciones suelen ser muy leves y relajantes, diseñadas para tranquilizar al peque. También hay hamacas infantiles dotadas de música, iluminación e, incluso, conexión USB.

Tipos de hamaca Características Ventajas
Simples Disponen de lo básico: arneses, balanceo y reclinado Son ergonómicas y económicas
Con centro de actividades Disponen de barra de juguetes Divierten y favorecen su desarrollo motor
Con vibración Disponen de un dispositivo de vibración Relajan al bebé mediante balanceo automático

Resumen

Ante la llegada de un nuevo miembro a la familia, son muchos los artículos que debes incluir el ajuar de bebé. No podemos olvidarnos de la ropita, pero tampoco de los complementos de aseo, los útiles de alimentación o los de paseo. Entre ellos, encontramos las hamacas de bebé, consideradas accesorios muy prácticos.

Las hamacas acercan el entorno al bebé y favorecen su desarrollo psicomotor gracias al balanceo. Son artículos en los que podrán entretenerse, jugar o, incluso, descansar y permanecer relajados. Ya que una hamaca está diseñada para un uso de al menos seis meses, asegúrate de que es exactamente la que tu pequeño necesita.

Si te ha gustado nuestro artículo, te animamos a compartirlo en tus redes sociales. ¡Cuéntanos tus impresiones en un comentario!

(Fuente de la imágen destacada: Famveldman: 29893197/ 123rf.com)

Califica este artículo

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
32 Voto(s), Promedio: 4,50 de 5
Cargando…
zonapadres

Publicado por zonapadres