Cuando somos padres, sobre todo si lo somos por primera vez, hay veces que cada acción cotidiana se convierte en un mundo. Debemos tener mil manos para poder llegar a todo. Uno de los momentos más difíciles suele ser el del baño y la higiene del bebé, en el que muchas veces surgen imprevistos que lo manchan todo.

Las fundas para cambiador de bebé han llegado a nuestra vida para hacérnosla mucho más fácil. Gracias a ellas, mantener el cambiador limpio ya no será una tarea costosa, y podremos disfrutar de ese momento mágico con nuestro hijo sin preocupaciones. ¿Que se mancha? Metemos la funda en la lavadora y sale como nueva.

Lo más importante

  • El momento de bañar y cambiar al bebé es un momento mágico entre padres e hijos, pero muchas veces surgen imprevistos, como que al peque se le “escape” algo mientras le estamos cambiando. Ahora todo es más fácil con la funda para el cambiador del bebé.
  • Estas fundas son muy asequibles y sencillas de utilizar, se pueden lavar en la lavadora y reutilizar varias veces. Es recomendable contar con al menos tres fundas en casa para cambiarlas mínimo una vez a la semana.
  • Antes de comprar una funda para el cambiador de nuestro bebé, debemos tener en cuenta ciertos factores, como el tipo de cambiador o el material con el que está fabricada, para asegurarnos de que estamos realizando la compra correcta.

Ranking: Las mejores fundas para cambiador de bebé del mercado

Nos encanta comprar cositas para nuestros bebés y equipar su habitación lo mejor posible. Sin embargo, hay veces que la gran variedad de productos que encontramos nos dificulta la tarea de elegir en lugar de ayudar. Para que no te suceda lo mismo con la funda para el cambiador del bebé, hemos seleccionado las 3 mejores del mercado:

Puesto n° 1: Lilly and Ben – Funda para cambiador de bebé de algodón rizo

Funda para cambiador de bebé elaborada 100% en algodón, un tejido de rizo suave y transpirable de alta calidad para una mayor comodidad para el pequeño. Su tela de felpa densamente tejida no transparenta el colchón, tiene un acabado mullido muy agradable con la piel y absorbe la orina de manera eficaz.

Además, para garantizar la mayor durabilidad posible, está diseñada de tal manera que no se arruga, no encoje, no decolora y no tiene olor a productos químicos. Puedes elegir entre el formato para colchones con los bordes elevados, para cambiadores estrechos o de tamaño grande. El paquete incluye dos fundas.

Puesto n° 2: Pirulos – Funda de algodón para cambiador de bebé – (50 x 80 cm)

En Pirulos cuentan con más de 25 años de experiencia en el sector de los productos infantiles, por lo que esta funda se adecua perfectamente a las necesidades del bebé. Está elaborada con materiales de primera calidad certificados con el sello Oeki-Tek 100, que garantiza la ausencia de sustancias perjudiciales para los niños.

Su fabricación 100% de algodón la hace ajustable y permite que la funda se acople perfectamente en el cambiador. Su textura de rizo de algodón es confortable para el bebé y no provoca rojeces ni reacción al contacto con su piel. Además, es impermeable y muy absorbente. Ideal para cambiadores de hasta 50 x 80 cm.

Puesto n° 3: Ti-Tin – Funda de microfibra para cambiador de bebé (50 x 80 cm)

Funda de tejido elástico elaborada 100% en microfibra, un material muy suave para cuidar la piel del bebé. Su elasticidad hace que sea ajustable y se acomode bien en diferentes cambiadores, siempre que no superen los 50 x 80 cm. Es muy suave y absorbente, ideal para los pequeños imprevistos durante el proceso.

Su tejido en rizo de microfibra adopta la textura de una toalla de tacto muy agradable al contacto con la piel. Además, se puede lavar en la lavadora, siempre que no se supere los 40 º de temperatura, y se puede secar en la secadora sin riesgo de que encoja. Existen cinco colores diferentes entre los que elegir.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre la funda para cambiador de bebé

Normalmente, cuando compramos todos los artículos relacionados con la higiene de nuestro hijo se nos recomienda hacernos también con una funda para el cambiador del bebé. ¿Por qué? Principalmente, para que este dure más tiempo y por pura comodidad. Hoy, resolvemos las preguntas más frecuentes relacionadas con estas fundas.

Habitación de bebé

Hay una variedad de fundas para cambiadores de bebé, te recomendamos escoger el que más se acomode a tus necesidades y gustos. (Fuente: Oksana Kuzmina: 49007604/ 123rf.com)

¿Qué es un cambiador de bebé y para qué sirve utilizar una funda?

Antes de hablar de la funda para el cambiador del bebé debemos especificar qué es un cambiador y la necesidad de contar con al menos uno en casa (también es recomendable tener otro portátil para paseos o viajes). Pues bien, un cambiador es un mueble auxiliar sobre el que desarrollaremos las tareas de higiene de nuestro bebé de forma cómoda.

Existen diferentes tipos de cambiador, que podemos elegir según nuestros gustos o nuestras necesidades. Es importante conocer estos tipos para poder comprar una funda que se adapte al que tenemos, de manera que esta quede bien acoplada y resulte cómoda, tanto para nosotros mismos como para el pequeño.

  • Cambiador hinchable: suelen estar fabricados en plástico y resultan ideales para llevarlos a cualquier lugar de manera sencilla y cómoda. Únicamente tendremos que inflarlo y desinflarlo cada vez que lo vayamos a utilizar.
  • Cambiador con cuna: muy utilizado por su practicidad, ya que, por lo general, viene incluido en un gran mueble junto con la cuna y algunos cajones para almacenar ropa o pañales.
  • Cambiador en mueble: este tipo de cambiadores es muy parecido al anterior. Se coloca sobre una cómoda con cajones para tener a mano cualquier cosa que necesitemos mientras cambiamos al bebé.
  • Cambiador con bañera: uno de los más utilizados en la actualidad. Este cambiador está compuesto por una pequeña bañera sobre la que se coloca el colchón de cambiado.

A excepción del cambiador hinchable, al resto de cambiadores se les puede poner una funda. El uso de la funda para el cambiador del bebé es fundamental para mejorar la comodidad del bebé mientras lo cambiamos y para aumentar la durabilidad del colchón, ya que normalmente están cubiertos por una superficie plástica que se desgasta con el uso.

bebe acostado

Recuerda mantener limpia la zona donde cambiaras a tu bebé.
(Fuente: Marija Starcevic: 122138960/ 123rf.com)

¿Se puede poner una funda para cambiador de bebé a todos los cambiadores?

Como hemos mencionado con anterioridad, la respuesta es sí. En la actualidad, existen tantos tipos de fundas de cambiador para bebé como cambiadores en sí. De hecho, el auge que está tomando el uso de este tipo de coberturas ha hecho que la mayoría de las marcas fabricantes ofrezcan fundas diseñadas para cada cambiador.

Pero, que existan fundas para todos los cambiadores no quiere decir que cualquier funda valga para nuestro cambiador. Debemos tomar la precaución de asegurarnos que ambos artículos se complementan y que la funda es adecuada. Para ello, lo fundamental es tener en cuenta el tamaño, de manera que la funda quede bien ajustada.

foco

¿Sabías que uno de los sentidos más potentes de un bebé en esa etapa es el olfato? De hecho por el olor reconocen a su madre.

¿Qué ventajas tiene utilizar una funda para el cambiador del bebé?

Nos lo han recomendado millones de veces, pero todavía nos puede quedar alguna duda sobre los beneficios que tiene utilizar una funda para el cambiador de nuestro bebé. Lo cierto es que, cuando empiezas a utilizarla, ya nunca quieres dejar de hacerlo. Estas son algunas de las principales ventajas que observamos:

  • El uso de una funda para el cambiador del bebé nos permite tener el cambiador siempre disponible, ya que si en algún momento se mancha, basta con lavar la funda, pero el cambiador lo podemos seguir utilizando con normalidad.
  • Los materiales con los que se elaboran las fundas son respetuosos con la piel del bebé y evitan la aparición de reacciones alérgicas, cosa que no se puede decir de los materiales plásticos de los que se compone el colchón del cambiador.
  • Estos materiales, además, están específicamente diseñadas para evitar que el bebé se resbale mientras lo cambiamos, lo que aumenta la seguridad.
  • Por último, con el uso de fundas aumentamos la durabilidad del colchón, que tiende a estropearse con el uso. Basta con poner una funda nueva para tener un nuevo cambiador.

Parece que los beneficios de utilizar una funda para el cambiador del bebé son más que evidentes. Ya no solo para una mayor comodidad del bebé y para el cuidado de su piel. También para los padres, que podremos estar tranquilos sabiendo que ningún imprevisto durante el proceso nos dejará fuera de combate.

Bebe mirando a su mamá

Uno de los beneficios de la funda es que es respetuoso con la piel de tu bebé.
(Fuente: Choreograph: 50427829/ 123rf.com)

¿Es seguro utilizar una funda para el cambiador de mi bebé?

Cuando utilizamos el cambiador, muchas veces nos preocupa que el pequeño se resbale y se caiga. Además, podemos pensar que, añadiendo una funda para el cambiador del bebé, aumentamos todavía más este riesgo. Lo cierto es que no es así. Las fundas están elaboradas con materiales antideslizantes, justamente para evitar este peligro.

Así que, por ese lado, podemos estar completamente tranquilos a la hora de cambiar a nuestro bebé. Como es natural, debemos tomar ciertas precauciones respecto a la funda, como por ejemplo, que esta no quede demasiado holgada, ya que si sobra mucha tela aumenta el riesgo de que nuestro hijo se resbale.

¿Cada cuánto tiempo debo sustituir la funda del cambiador de mi bebé?

Parece que la primera respuesta que se nos viene a la cabeza es evidente: «cada vez que se manche». Pero lo cierto es que, aunque la funda para el cambiador del bebé no se manche como tal, es decir, que al peque no se le escape nada mientras le cambiamos, habrá que sustituirla con regularidad. Se recomienda mínimo una vez a la semana.

Debemos tener en cuenta que el cambiador actúa más o menos de la misma manera que nuestras toallas de ducha. En la funda pueden quedar restos de agua, el entorno ideal para la proliferación de bacterias. Por ello, utilizar la misma funda durante más de una semana puede ser perjudicial para la piel de bebé.

foco

¿Sabías que el ritmo cardíaco de los bebés es más acelerado que el de un adulto? Aproximadamente su corazón palpita entre 130-160 veces por minuto.

¿La funda para el cambiador del bebé se puede lavar en la lavadora?

El principal objetivo de este tipo de fundas es facilitar la limpieza y el mantenimiento del cambiador, por lo que, en la mayoría de los casos, estas se podrán lavar en lavadora sin ningún problema. De todas maneras, es recomendable prestar atención a las indicaciones del fabricante antes de lavarlas.

Además, en la actualidad, muchas de las fundas para el cambiador del bebé permiten también el secado a máquina, sin que por ello encojan o se deterioren. Lo ideal es tener una funda que se lave sin problemas, ya que de esta manera nos aseguramos de tenerla lista con rapidez y comodidad para usarla de nuevo.

¿Cómo se coloca una funda para el cambiador del bebé?

Las fundas de los cambiadores son muy sencillas tanto de poner como de quitar, y esta es otra de las muchas ventajas que tiene utilizarlas. Por poner un ejemplo, serían como una sábana bajera de la cama pero en tamaño mini para los más peques de la casa. Colocarla no nos llevará más de dos o tres minutos.

  • Lo primero será asegurarnos de que el colchón sobre el que vamos a colocar la funda está limpio.
  • Los bordes de las fundas son elásticos para garantizar un ajuste perfecto con el colchón.
  • Colocamos la funda como si se tratara de una sábana bajera.
  • Antes de terminar, comprobamos que la funda ha quedado bien sujeta y sin arrugas para una mayor comodidad del bebé.
  • Para retirarla, únicamente tendremos que levantar el colchón y tirar.

La verdad es que no puede ser más sencillo. Lo más importante es que aseguremos la funda al colchón, de manera que no se mueva mientras cambiamos a nuestro bebé. Además, debemos evitar que la funda quede holgada y queden arrugas para garantizar la máxima seguridad y comodidad para nuestro hijo.

mamá y su bebé

Asegúrate que el colchón donde colocaras la funda este limpio.
(Fuente: Goodluz: 35845467/ 123rf.com)

¿Cuántas fundas para el cambiador del bebé es recomendable tener?

Para responder a esta pregunta debemos tener en cuenta a cada bebé, ya que hay algunos que suelen tener más «escapes» que otros mientras les cambiamos. Pero, si queremos dar una respuesta general que sirva como guía, diremos que sería recomendable contar en casa con al menos tres fundas diferentes.

De esta manera, si la que estamos utilizando se mancha y la metemos en la lavadora, rápidamente podemos poner una nueva y que el cambiador esté listo para usar. ¿Y para qué la tercera? Muy sencillo. Puede ocurrir que, mientras la primera que hemos utilizando todavía se está lavando o secando, la segunda vuelva a mancharse.

Criterios de compra

A la hora de comprar una funda para el cambiador de nuestro bebé debemos tener en cuenta ciertos aspectos que serán imprescindibles para que la funda se adapte por completo a nuestras necesidades y cumpla su función. A continuación, te mostramos los criterios de compra más importantes para que te sirvan como guía:

  • Tipo de cambiador
  • Material
  • Compatibilidad
  • Funcionalidad
  • Diseño

Tipo de cambiador

Hemos comprobado que la lista de tipos de cambiadores es variada. Por lo tanto, este debe ser el principal criterio que tengamos en cuenta cuando vayamos a comprar una funda para el cambiador del bebé. De hecho, y aunque de ello hablaremos más adelante, que la funda se adapte al cambiador es esencial.

Puede parecer una tontería, pero más de una vez nos habrá pasado que compramos una funda que nos encanta y resulta que luego no se acopla a nuestro cambiador. Para evitar encontrarnos en este tipo de situaciones, lo mejor es conocer el cambiador que utilizamos. Así, acertaremos seguro con la compra.

bebe jugadno

Te recomendamos que el tipo de funda que elijas sea de medidas similares al el cambiador. (Fuente: Deymos: 75688717/ 123rf.com)

Material

La piel del bebé estará en contacto con la funda del cambiador siempre que lo utilicemos. El material que más se ha popularizado en los últimos tiempos son las telas ecológicas, caracterizadas por ser más frescas y permitir que la piel del bebé respire. También existen fundas impermeables fabricadas con materiales plásticos o de algodón.

Sabemos que hay pocas cosas más delicadas que la piel de los más pequeños, por ello en la actualidad existen fundas de materiales diseñados específicamente para mejorar el confort del bebé. Normalmente, se utilizan fibras textiles de gran suavidad que, además, evitan el deslizamiento para garantizar la seguridad.

Compatibilidad

Justamente nos referíamos a la compatibilidad cuando hablábamos de la importancia de que la funda se acople perfectamente al cambiador. Si la funda queda demasiado holgada, corremos el riesgo de que se mueva y el bebé se caiga, y si queda demasiado apretada puede llegar a romperse o no resultar del todo cómoda.

Si tuviéramos que elegir, es mejor que quede algo más grande, ya que existen otras maneras caseras de fijarla con seguridad. De todas maneras, lo ideal es que la funda se adapte perfectamente al tipo de cambiador que tengamos para que el bebé se sienta cómodo y podamos disfrutar de ese momento con él.

Funcionalidad

El criterio de la funcionalidad está relacionado con el del material y con las necesidades que queramos cubrir con la funda. Por ejemplo, existen fundas para el cambiador del bebé que son impermeables. Estas fundas resultan muy útiles cuando vestimos a nuestro hijo después de bañarlo, ya que no se estropean con el agua.

También las hay muy absorbentes, de manera que el bebé no tendrá la sensación de estar tumbado sobre una superficie húmeda. Por último, existen las fundas desechables, muy prácticas para llevar en el bolso y utilizarlas, por ejemplo, cuando cambiamos al peque en un baño público. La elección depende de la necesidad.

Diseño

Para gustos, colores. Cuando elegimos una funda para el cambiador de nuestro bebé somos conscientes de que será la parte más visible del cambiador. Por ello, debemos tener en cuenta el diseño de la funda para que combine con el resto de muebles que tenemos en la habitación. Por suerte, hay una enorme variedad de estampados.

Pero, además de en nuestros gustos, debemos pensar en el bebé. Por ello, los pediatras recomiendan utilizar fundas con dibujos llamativos. De esta manera, el bebé se entretendrá mientras lo cambiamos y prestará atención a las figuras y colores que tiene a su alrededor. Cuanto más cómodo se sienta el bebé en el cambiador, mejor.

Resumen

Utilizar una funda para el cambiador de nuestro bebé nos aporta numerosas ventajas que nos facilitan la vida a la hora de cambiar a nuestro hijo, tanto de ropa como de pañal. En la actualidad, existe una gran variedad de fundas que se adaptan a los diferentes tipos de cambiador y aseguran que el bebé esté cómodo.

Además, son muy asequibles, lo que nos permite tener en casa más de una para que nuestro cambiador esté siempre listo para usar. Resultan muy fáciles de utilizar y suelen poder lavarse en la lavadora. Un accesorio para el cambiador de lo más práctico y muy útil, que encanta tanto a padres como a bebés.

Si te ha gustado nuestra guía sobre la funda para el cambiador del bebé, compártela en redes sociales y déjanos un comentario.

(Fuente de la imagen destacada: Evgeny Atamanenko: 51236159/ 123rf.com)

Califica este artículo

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
1 Voto(s), Promedio: 5,00 de 5
Cargando…