Las cunas de viaje son artículos esenciales si vas a viajar con un bebé. Por su tamaño, peso y, en general, porque no está concebida para llevar de un sitio a otro, su cunita habitual no es un artilugio para llevar de viaje. De ahí que sea imprescindible contar con un modelo portátil y ligero, diseñado expresamente para los traslados.

Durante sus primeros meses de vida, los bebés no quieren otra cosa que dormir y comer. Es en la cuna donde pasarán la mayor parte de su tiempo. Si estás planeando una escapada de fin de semana o, simplemente, pasar la noche fuera, lo ideal es disponer de una cuna de viaje. En esta guía te ofrecemos recomendaciones y pautas de elección.

Lo más importante

  • Las cunas de viaje están concebidas para que los bebés duerman tan cómodos como si estuvieran en casa.
  • Suelen ser artículos ligeros y plegables, de manera que, cuando no se usan, ocupan el mínimo espacio. Por supuesto, están pensados para meter en el maletero.
  • La mayoría de cunas se acompaña de una bolsa de transporte para facilitar los traslados.

Las mejores cunas de viaje del mercado: nuestras favoritas

Como su nombre indica, las cunas de viaje son artículos imprescindibles que no deben faltar en el ajuar del bebé al salir de viaje. Su principal cualidad es que poseen el diseño de las convencionales, pero son manejables y plegables. A continuación, te hablamos de algunos de los mejores modelos de cunas de viaje del 2019.

La cuna de viaje favorita de los usuarios online

Entre las características más destacadas de esta cuna de viaje, encontramos que es compacta, fácil de transportar y, sobre todo, muy ligera. Por algo es una cuna de viaje Amazon’s Choice. Además, incluye un cómodo colchón de fibra de madera (120 x 60 cm) de 2 cm de grosor. Esta cualidad hace que sea un producto muy estable para el bebé.

Disponible en color azul marino, negro o multicolor, tiene unas medidas de 130 x 77 x 72 cm y un peso de unos 9 kg. Se acompaña de una bolsa de transporte con cremallera, muy práctica para los traslados. Como se pliega fácilmente, cabe en cualquier rincón, incluso en el maletero del coche. Es un modelo apto para niños de hasta 15 kg.

La cuna de viaje favorita de los padres que quieren tener cerca a sus hijos

Lo mejor de esta cuna de viaje es que puede unirse a la cama de los padres, gracias a unas correas especiales. Como posee ajuste de altura de cinco niveles (entre 64 y 74 cm) es fácilmente adaptable a cualquier cama, sea alta o baja. Incorpora un colchón muy suave y cómodo cuyas dimensiones son 83 x 52 cm. La cuna mide 93 x 68 x 64 cm.

Esta cuna colecho tiene la ventaja de que es muy ligera (6 kg), pero, al mismo tiempo, estable. Cuenta con chasis de aluminio que puede plegarse, permitiendo un transporte mucho más ligero. Por su diseño, constituye una cuna para el día a día y, por supuesto, de viaje. Se acompaña de una bolsa de transporte para facilitar los traslados.

La cuna de viaje más cómoda y versátil

Esta completa cuna de viaje soporta hasta 15 kg, lo que significa que es un producto apto para recién nacidos y hasta los 4 años aproximadamente. Con un peso de 9 kg, es un modelo altamente versátil. Además de una cuna de viaje ligera y plegable, es un práctico cambiador de pañales que puede fijarse en la cama.

Asimismo, cuenta con dos alturas, lo que se traduce en un mayor confort para los padres a la hora de atender al bebé. Otra característica es que incorpora ruedas para poder trasladar la cuna de un sitio a otro. Incluye una cremallera que solo se abre por fuera, por lo que el niño disfrutará de lo lindo entrando y saliendo de la cuna.

La cuna de viaje más segura

El sueño del bebé está garantizado en esta cunita de diseño de fantasía. De color azul y un peso de 11 kg, este modelo es apropiado para niños hasta los 36 meses o bien hasta 15 kg. Tiene unas dimensiones de 126 x 66 x 82 cm, mientras que, plegada, esta cuna mide 75 x 25 x 22 cm. Incluye una bolsa de transporte para guardarla.

Todas las esquinas de este artículo son redondeadas, lo que se traduce en una mayor seguridad para el peque. Como una malla transparente rodea la cuna, los papás podrán vigilar al bebé en todo momento. La cubierta de nailon puede lavarse en la lavadora. Esta posee, además, una útil cremallera. La cuna incluye un cambiador de pañales.

La cuna de viaje con cambiador más completa

Si estás buscando una cuna de viaje compacta, que no ocupe mucho espacio, este modelo te interesa. Con unas medidas de 124 x 65 x 83 cm, este modelo luce un diseño robusto e infantil y, plegado, mide 78 x 28 x 25 cm. Está equipado de dos ruedas para facilitar los traslados e incluye una bolsa de transporte para guardarlo una vez plegado.

De color rosa y marrón, esta cuna consta también de un cambiador muy fácil de poner y quitar gracias a su mecanismo de clip. Los laterales están cubiertos de tela de malla para vigilar al bebé. En un extremo hay una cremallera para sacar o meter al peque de manera sencilla. En el otro, un útil bolsillo para guardar los enseres del bebé.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre las cunas de viaje

Antes de seleccionar una cuna de viaje, es conveniente saber un poco más sobre estos artículos infantiles. Son artilugios que les acompañarán durante sus primeros años, por lo que es preciso profundizar un poco en ellos. A continuación, te mostramos las preguntas y dudas más frecuentes de los padres sobre las cunas de viaje.

Bebé con conejo

El descanso de tu bebé es indispensable para su bienestar.
(Fuente: Famveldman: 31615579/ 123rf.com)

¿Qué son y para qué sirven las cunas de viaje?

Las cunas de viaje son las sustitutas de las cunas que los bebés utilizan en su día a día. Ya sabes que, durante sus primeros meses de vida, los pequeños pasan la mayor parte del tiempo durmiendo. Si vas a salir de viaje o realizar una escapada con él, será de gran ayuda contar con una de estas cunas, mucho más fáciles de transportar.

Al igual que los cochecitos de paseo se pliegan en unos segundos, las cunas de viaje han sido diseñadas para que también así sea. Tienen la ventaja de que se montan o pliegan sin esfuerzo, caben en cualquier lugar y son más livianas que las convencionales. Y todo ello sin comprometer la comodidad, tan necesaria para el descanso del bebé.

Cunas de viaje con bebé

Las cunas de viaje son muy prácticas para paseos o viajes.
(Fuente: 18310022930/ flickr.com)

Cunas de viaje desmontables versus plegables. ¿Cuáles son mejores?

Existen básicamente dos tipos de cunas de viaje: las desmontables o plegables. Ambas opciones están indicadas para funcionar como una segunda cuna, es decir, para las circunstancias en las que no puedes llevarte la cuna habitual del bebé. Las desmontables son aquellas que constan de varias partes que habrá que montar para su uso.

Sin embargo, el montaje no suele ser muy complicado y, en la mayoría de los casos, será cuestión de minutos. Generalmente, incorporan complementos que son de quita y pon. Las cunas plegables cuentan con un chasis que se dobla para almacenarse. Para utilizarlas, habrá que desplegarlas mediante un botón u otro fácil sistema de plegado.

Tipo de cuna de viaje Ventajas Desventajas
Plegable Más cómoda y ligera Menos resistente, el colchón incluido suele ser muy fino
Desmontable Más resistente y estable Más pesada y más difícil de transportar

¿Existe alguna regulación para las cunas de viaje?

Tanto las cunas como las cunas de viaje son artículos orientados al descanso del bebé. De ahí que su uso esté regulado por ciertas normativas. En concreto, habría que referirse a la norma europea UNE-EN 716:1996 (parte 1 y 2), referida a los requisitos de seguridad de los muebles, cunas y cunas plegables de uso doméstico para niños.

La normativa contempla que la altura del interior de la cuna no puede ser inferior a 60 cm. De contar con ruedas, al menos dos de ellas deberían tener frenos para evitar deslizamientos no deseados. De acuerdo con esta directriz, la cuna debe estar fabricada en materiales no tóxicos. Fíjate siempre, por tanto, en que el modelo esté homologado.

Bebé durmiendo

Recuerda que la calidad del sueño es más importante que la cantidad.
(Fuente: Famveldman: 63589930/ 123rf.com)

¿Qué tamaño de cuna de viaje es el adecuado?

Además de apostar por una cuna de viaje fácil de transportar, es importante fijarse bien en las dimensiones después de plegada o desmontada. Como consejo, cerciórate de que sus medidas son aptas para guardar en el maletero de tu vehículo. Se trata de la recomendación más valiosa que deberías tener en cuenta siempre.

Un sistema de plegado sencillo y un tamaño compacto son dos requisitos que debería reunir cualquier cuna de viaje. De este modo, no solo podrás trasladarla de un sitio a otro fácilmente, sino que apenas ocupará espacio. Lo ideal es que no acapare todo el maletero, de manera que también haya espacio para el resto del equipaje.

Bebé en la playa

El descanso de tu bebé es muy importante, asegúrate de tener a la mano las mejores opciones para ello.
(Fuente: Tiplyashina: 41232520/ 123rf.com)

¿Hasta cuándo se usa una cuna de viaje?

En función del modelo de cuna de viaje, esta podrá utilizarse hasta que el bebé alcance un determinado peso. Las cunas de viaje están recomendadas para los recién nacidos y, generalmente, soportan hasta 15 kg de peso. Esto significa que son válidas hasta que los peques cumplan 3 o 4 años. En cualquier caso, mira las indicaciones del modelo.

En la resistencia influirán mucho los materiales de fabricación, pues hay modelos más robustos que no tienen límite de edad. Es más, muchos papás adquieren cunas de viaje pensando en utilizarlas luego como parque de juegos. Se trata de una fórmula muy interesante para que un mismo producto tenga un segundo uso.

¿Qué colchón elegir para una cuna de viaje?

Normalmente, las cunas de viaje incluyen un colchón para que el descanso del bebé sea el óptimo. No obstante, esto no quiere decir que este sea el mejor, de ahí que haya que revisar sus características. En ocasiones, son demasiado finos y, en otras, demasiado duros, por lo que quizás sea necesario adquirir otro colchón aparte.

Como recomendación, sería deseable que el colchón mida 120 x 60 cm, ya que es el tamaño estándar. De este modo, los papás podrán utilizar la ropita de cuna que ya poseen. Habrá, entonces, que considerar que el colchón reúna las condiciones de firmeza, transpirabilidad y confort requeridas para un artículo de este tipo.

J. Mateu SanchoDoctor en medicina

«Hay que hacer hincapié en que este tipo de cunas no pueden sustituir a las habituales por estar expresamente diseñadas para un uso temporal y no prolongado».

Criterios de compra

En el momento de escoger una cuna de viaje para tu bebé, deberías tener ciertos aspectos en cuenta. No todas las familias tienen las mismas necesidades. Así, tendrás que valorar factores como el tamaño, el sistema de plegado o montaje o los accesorios que incluya. Estos son, entonces, algunos de los criterios de compra más importantes.

  • Tamaño
  • Sistema de plegado o montaje
  • Manejabilidad
  • Accesorios
  • Colchón

Tamaño

El tamaño es uno de los aspectos clave a valorar. En esta línea, deberás tener en cuenta las dimensiones de la cuna, tanto una vez abierta como plegada. La misión de la cuna de viaje es poder usarla allá donde vayas, por lo que no es recomendable que sea muy grande. No en vano, podría no caber en una habitación de hotel, por ejemplo.

En relación al tamaño de la cuna una vez plegada, apuesta por los modelos más compactos. Por supuesto, verifica que cabe en el maletero de tu vehículo y, aun así, sobra espacio para el resto de equipaje. Si el maletero de tu coche es amplio, quizás esto no te preocupe. Sí, en el caso de que no dispongas de mucho espacio.

Sistema de plegado o montaje

El sistema de plegado de la cuna de viaje debiera ser muy sencillo, especialmente si vas a utilizarla a menudo. Generalmente, este mecanismo suele ser de tipo paraguas, lo que significa que no hay que hacer ninguna maniobra complicada. Otros modelos incorporan un botón, facilitando mucho más este proceso de plegado.

Si optas por una cuna de viaje desmontable, debes saber que no necesitarás ninguna herramienta. La mayor o menor facilidad del montaje dependerá del modelo, si bien lo único que necesitarás será un poco de maña. Con la práctica, sea la cuna de viaje plegable o desmontable, el proceso será cuestión de poco tiempo.

Manejabilidad

Es importante que la cuna de viaje resulte manejable. El hecho de que sea portátil no es sinónimo de que sea liviana, por lo que sería deseable que tuviera, por ejemplo, ruedas. Estas facilitarán al máximo los traslados. Eso sí, fíjate en que al menos haya dos ruedas que dispongan de frenos para que cumpla con la normativa.

La manejabilidad también está relacionada con el peso. Los modelos más ligeros pesan en torno a los 8 kg. Por su parte, si el chasis es de aluminio, el peso podría ascender a los 10 u 11 kg. En la actualidad, la mayoría de las cunas de viaje se acompaña de una bolsa de transporte con el objetivo de que los traslados sean más sencillos.

Accesorios

Además del diseño, los accesorios se encargan de marcar la diferencia entre un modelo u otro. Algunos de los complementos más comunes que vienen con las cunas de viaje son los cambiadores. Estos objetos son muy prácticos, pues están ideados para acoplarse perfectamente a la propia cuna. Así te aseguras de contar con una superficie estable.

De gran utilidad es que la cuna disponga de bolsillos en algún lateral para guardar los enseres del bebé. También hay modelos que incorporan una cremallera en uno de los extremos para facilitar el acceso al bebé. Por último, valora que incluya un arco de juegos, de manera que el bebé se mantenga distraído entre sueño y sueño.

Bebé-abrazando-oso

Siempre debes de tener en cuenta la comodidad de tu bebé al tomar una decisión.
(Fuente: Kuzmina: 18571565/ 123rf.com)

Colchón

Por último, resulta esencial fijarse en si el modelo trae un colchón. Por lo general, las cunas de viaje lo incluyen. Sin embargo, no quiere decir que este extra incluido sea de la mejor calidad. Usualmente, son colchones demasiado finos para asegurar el descanso del bebé, estando más enfocados a momentos puntuales y no al sueño nocturno.

Un colchón debiera ser transpirable, cómodo y con un grado de firmeza apropiado. Por esta razón, es preciso que te asegures de que el colchón de la cuna de viaje cumple estos requisitos. Es frecuente, no obstante, que muchos padres adquieran aparte uno más grueso y apropiado que el que viene con la cuna.

Resumen

Las cunas de viaje son las perfectas aliadas para que el bebé continúe durmiendo como en casa aun estando fuera. Son las sustitutas de las cunitas del día a día, pero esto no quiere decir que sean menos cómodas. Al contrario, el confort está garantizado y también la facilidad de manejo y la portabilidad.

En función del modelo, es posible que estos artículos sirvan hasta que los peques tengan 3 o 4 años. Como será una fiel acompañante en estos primeros años de vida, es imprescindible que la elección sea acertada. Conviene sopesar diversos factores y tener en consideración las propias necesidades para escoger el modelo adecuado.

¿Te ha gustado nuestra guía para comprar cunas de viaje? Si es así, te animamos a compartirla en redes sociales.

(Fuente de la imágen destacada: Famveldman: 654638906/ 123rf.com)

Califica este artículo

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
23 Voto(s), Promedio: 5,00 de 5
Cargando…