Ante la llegada de un bebé a la familia, hay artículos infantiles de carácter más prioritario que otros. Así como la cuna, la ropita de bebé o los pañales no pueden faltar, conviene comprar biberones con cierta antelación. La alimentación del bebé dependerá en gran medida de estos útiles, de ahí que su elección deba ser sopesada.

Los biberones acompañarán al bebé día y noche durante sus primeros meses de vida. Son utensilios que se presentan en diferentes tamaños, materiales y formas, por lo que es vital conocer primero cuáles son las necesidades del bebé. Te animamos a consultar esta guía para comprar el mejor biberón del 2019 y resolver todas tus dudas.

Lo más importante

  • El tamaño del biberón y el material de fabricación son dos elementos íntimamente relacionados con la edad del bebé. Recuerda que cada etapa tiene necesidades específicas.
  • Hay que tener en cuenta la capacidad de succión del bebé. De ella dependerá que escojamos un biberón con tetina de flujo lento, medio o rápido.
  • Es indispensable que la higiene del biberón sea máxima, especialmente en las primeras semanas de vida del bebé. De identificar arañazos, grietas o desgaste, se debe reemplazar de inmediato.

Ranking: Los mejores biberones del mercado

Incluso si decides darle el pecho a tu bebé, tarde o temprano necesitarás echar mano de un biberón. En el mercado encontrarás un buen número de modelos, de manera que se adapten a cada etapa de desarrollo. A continuación, te hablamos de algunos de los mejores biberones que tienes a tu alcance. Lee bien las características de cada uno.

Puesto nº1: Philips Avent

Se trata de un set de dos biberones de 260 ml cada uno. El mismo modelo está disponible en otros tamaños: 60 ml, 125 ml y 330 ml. Fabricado en polipropileno, el biberón es ergonómico y permite un enganche natural gracias a una tetina más grande con forma de pecho. Estas características lo convierten en el biberón más vendido de Amazon.

Además de contar con una tetina ultrasuave, el biberón dispone de un diseño de lo más innovador de doble válvula. Esto se traduce en una reducción de los cólicos en los bebés. La explicación es que el aire queda en el interior del biberón y no en el estómago del peque. Al ser resistente al calor, puede esterilizarse sin problemas.

Puesto nº2: Medela

Considerado un biberón Amazon’s Choice, este modelo goza del denominado sistema Calma de alimentación. Se trata de un método de alimentación similar al del pecho, pues el bebé puede succionar, tragar y respirar, de manera que la transición sea más sencilla. La tetina de este modelo posee, entonces, un innovador sistema de ventilación.

Con una capacidad de 250 ml, el biberón es de fabricación suiza. Está elaborado en polipropileno, un material resistente e indicado para este tipo de artilugios infantiles. No contiene químicos como bisfenol A. Su limpieza resulta muy fácil echando mano de las conocidas bolsitas de esterilizar para microondas Quick Clean.

Puesto nº3: Dr. Brown’s

Si estás buscando un biberón de cuello ancho, echa un vistazo a este modelo de la marca Dr. Brown’s. La principal ventaja de los modelos de cuello ancho es que su limpieza se ve facilitada. El lote incluye dos biberones de color rosa de 270 ml cada uno. Al ser de carácter ergonómico, el agarre es mucho más cómodo durante las tomas.

Cada biberón consta de un práctico sistema de ventilación. Este sistema ayuda a aliviar los problemas de alimentación, favorece la digestión y contribuye a preservar las vitaminas. También, reduce los síntomas de los cólicos. El diseño de la tetina es similar al del pecho materno. Así, el paso de la lactancia al biberón es más sencillo.

Puesto nº4: Tommee Tippee Closer to Nature

Este lote de dos biberones de 260 ml (también disponible en un tamaño de 150 ml) destaca por el diseño ergonómico de cada uno. De este modo, el manejo durante la toma resulta mucho más natural y es posible tener más cerca al bebé. Los biberones no contienen químicos, como por ejemplo bisfenol A, y son de tacto muy blandito.

En cuanto a la tetina, ha sido especialmente ideada para facilitar la transición del pecho al biberón. De silicona blanda, imita a la perfección la forma del pecho materno. Otra característica esencial de la tetina es que es de flujo lento y anticólicos. Incorpora un termómetro interior que indica si la temperatura de la leche es la óptima.

Puesto nº5: NUK First Choice

La marca NUK es otra de las favoritas entre los padres, por eso no es de extrañar que este biberón sea Amazon’s Choice. Se presenta en un paquete de 4 unidades de 300 ml, aunque también es posible adquirir cada biberón por separado y de menor tamaño. Por su diseño, es un modelo apto para allanar la transición entre la lactancia y el biberón.

Se trata de un biberón anticólicos que goza de un cuello ancho, de modo que tanto el llenado como la limpieza sean más sencillos. Confeccionada en silicona, la tetina está disponible en dos tamaños: con orificio mediano (M) o más grande (L), especial para purés. El biberón incluye anillo de rosca, disco de cierre y una útil tapa protectora.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre los biberones

El de los biberones es un mundo amplio, aunque a simple vista parezcan artículos muy simples. La elección del modelo idóneo dependerá de diversos factores, como la etapa de crecimiento del bebé, la ergonomía del biberón o el tacto de la tetina. En esta sección, trataremos algunas de las preguntas más frecuentes sobre los biberones.

Madre e hijo

Para los recién nacidos, un biberón de entre 90 y 120 ml es la mejor opción.
(Fuente: Yanlev: 32228811/ 123rf.com)

¿Qué tipos de biberones existen?

Es posible clasificar los biberones en relación a su material de fabricación, tipo de tetina y etapa de crecimiento del bebé. En cuanto al material, los biberones pueden ser de polipropileno o bien de vidrio. Los primeros son más ligeros y prácticamente irrompibles. Los segundos no absorben los olores y resisten los cambios de temperatura.

En relación a las tetinas, pueden ser de silicona o látex. Respecto a su forma, pueden ser redondas o anatómicas (similares a un pezón femenino). Dependiendo de los orificios que presenten, las tetinas se dividen a su vez en: flujo lento, medio y rápido. Como su nombre indica, el tipo de flujo está relacionado con la velocidad de succión.

Madre e hijo con biberon

Para facilitar el paso de la lactancia materna al biberón, apuesta por modelos con tetina similar al pecho femenino.
(Fuente: Media Ltd: 30926759/ 123rf.com)

Las tetinas de flujo lento son recomendables para los bebés durante su primer mes de vida. A los 3 o 4 meses, se recomiendan las de flujo medio. Con la incorporación de alimentos más sólidos, como purés o papillas, las tetinas indicadas son las de flujo rápido. Para este último caso, los bebés suelen estar listos a los 8 o 10 meses.

Asociación Española de Pediatría

«Aunque los biberones comercializados a partir de marzo de 2011 deben estar libres de bisfenol A (BPA), conviene leer las etiquetas y utilizar biberones que indiquen que no contienen este químico.»

 ¿Qué son los biberones anticólicos?

Durante cada toma, es habitual que el bebé trague aire entre succión y succión. Esto puede transformarse en la aparición de gases o cólicos, con la consecuente incomodidad para el bebé. De ahí que, hoy en día, la mayor parte de biberones incorpore una válvula especial anticólicos. Esta permite que la tetina siempre esté llena de alimento.

Tragar más aire de la cuenta también puede ocasionar otras molestias como hipo o reflujo. En estos casos, las tetinas suelen contar con diseños especiales para minimizar el riesgo. Respecto a las tetinas antirreflujos, son más grandes y presentan una inclinación de 30º.

foco

¿Sabías que ciertos sistemas anticólicos incluyen un sistema de ventilación en el propio vaso?

¿Qué biberones son más recomendables para recién nacidos?

Sea cual sea el motivo, es posible que estés buscando un biberón para un recién nacido. En este supuesto, los modelos más recomendables son aquellos fabricados en cristal, pues son más fáciles de esterilizar. Al no absorber olores, el biberón se mantendrá impecable. En cuanto a la capacidad, uno de 90 o 120 ml puede ser más que suficiente.

La forma es un aspecto a considerar. En su primer mes de vida, el bebé tomará su leche con lentitud, por ello es esencial que el biberón sea muy cómodo de manejar. Apuesta por uno de diseño ergonómico o triangular. Por último, es conveniente que elijas un modelo anticólicos o antirreflujos para evitar molestias al recién nacido.

Madre alimentando a su bebé

Los biberones acompañarán al bebé durante sus primeros meses de vida.
(Fuente: Kuzmina: 48931104/ 123rf.com)

¿Cuál es la forma adecuada de esterilizar un biberón?

El mantenimiento es esencial en un biberón. El sistema inmune de los bebés aún se encuentra en desarrollo, de modo que hay que cuidar mucho la higiene. Especialmente en su primer mes de vida, hay que apostar por biberones cuyos materiales resistan las altas temperaturas propias del proceso esterilizador. El cristal es una excelente opción.

En la actualidad hay dos métodos de esterilización: con calor y con frío. En el primer caso, puedes esterilizar el biberón hirviéndolo (ebullición) o mediante una máquina que transforma el agua en vapor. En el método del frío, el biberón se introduce en un líquido al que se le han añadido ciertas sustancias desinfectantes.

Biberon sobre fondo azul

Un criterio de compra sumamente importante son las tetinas.
(Fuente: Magone: 69282004/ 123rf.com)

¿En qué momento se debe reemplazar un biberón?

En ocasiones, no basta con esterilizar el biberón. Simplemente ha llegado la hora de reemplazarlo. Esto sucede cuando el vaso del biberón está rayado, agrietado o desgastado. También conviene inspeccionar el estado de las tetinas, que pueden deteriorarse por el uso. De ser así, habrá que cambiarlas por unas nuevas sin tiempo que perder.

Los biberones y tetinas, entonces, deben reemplazarse cuando presenten un estado inadecuado. Asimismo, tendrán que sustituirse por otros de acuerdo a los cambios y necesidades que va experimentando el bebé. Por ejemplo, cuando el vaso del biberón se quede pequeño y el bebé demande un tamaño más grande o una tetina de mayor flujo.

Criterios de compra

En aras de escoger el mejor biberón para tu bebé, deberías tener en cuenta ciertos factores. Recuerda que será su vía de alimentación durante los primeros meses de vida, de manera que la elección deberá ser sopesada con calma. A continuación, abordamos los principales criterios de compra que tienes que tener en mente.

  • Edad de uso
  • Material del biberón
  • Forma del biberón
  • Tetinas
  • Sistema anticólico

Edad de uso

La edad de uso está estrechamente vinculada con el tamaño del vaso del biberón. Como es lógico, cuanto más pequeños, menos cantidad de leche necesitarán para su alimentación. Por este motivo, en su primer mes de vida, los bebés necesitan biberones de menor tamaño. Con un modelo de entre 90 y 120 ml, por ejemplo, será más que suficiente.

A partir del tercer y cuarto mes, los bebés requerirán biberones más grandes. Esto quiere decir que es posible que necesiten modelos de entre 120 y 180 ml. Aunque las tomas suelen ser igual que durante el primer mes (cada 3 horas aproximadamente), precisarán mayor cantidad. Desde los 6 meses, pueden ingerir entre 180 y 240 ml por toma.

Biberon y leche en polvo

Los biberones están incorporando novedosos sistemas anticólicos.
(Fuente: Magone: 68532555/ 123rf.com)

Material del biberón

Otra de las dudas más frecuentes entre los padres es acerca de qué material es mejor para un biberón. Por lo general, estos artículos están disponibles en vidrio y en polipropileno, cada uno con sus ventajas e inconvenientes. En el caso del vidrio, destaca por ser termorresistente, de fácil esterilización y por no absorber ningún olor.

Los biberones de polipropileno pesan menos y, por ende, su manejo podría ser más cómodo que los anteriores. Son prácticamente imposibles de romper y también pueden esterilizarse a altas temperaturas. Como contra, este tipo de biberones podría absorber el color de algunas bebidas, por lo que se notará más el paso del tiempo en ellos.

Ventajas Inconvenientes

Biberón de polipropileno

Más ligero

Es irrompible

El bebé puede sujetarlo

Puede absorber olores

Se deteriora antes

Biberón de vidrio

No absorbe olores

Más higiénico

Más duradero

Más frágil

Más pesado

Forma del biberón

Sobre todo en el caso de los recién nacidos, podrían tardar mucho en ingerir el alimento. Esto significa que es vital optar por biberones cuya forma resulte cómoda para sus padres. Los modelos clásicos son de tipo cilíndrico y son algunos de los favoritos entre los padres. También los hay de forma triangular, que facilitan el agarre.

Por otra parte, cabe aludir a los biberones ergonómicos. Estos no son favorecen el agarre de los padres, sino, más adelante, el del propio bebé, cuando aprenda a sujetarlos. Hay usuarios que prefieren biberones de formato más ancho. La ventaja principal de estos modelos es que permiten que la limpieza sea más sencilla.

Tetinas

Otro criterio de compra sumamente importante tiene que ver con las tetinas. En una primera clasificación, estas pueden ser de látex o silicona. Las primeras son de textura más suave y están indicadas para facilitar la transición del pecho al biberón. Las tetinas de silicona son más higiénicas y resistentes. Como contra, son menos blanditas.

En cuanto al flujo de alimentación, las tetinas se dividen en flujo lento, medio y rápido. En función de la edad del bebé, irá pasando progresivamente de una a otra.

Las de flujo lento están diseñadas para su primer mes de vida y cuentan con un orificio más pequeño. Las de flujo rápido dejan pasar incluso alimentos sólidos, como papillas.

Ventajas Inconvenientes

Tetina de látex

Más blandita

Más flexible

Natural

Puede absorber olores

Se deteriora antes

Tetina de silicona

Más higiénica

Más resistente

No absorbe olores

De textura más dura

Menos flexible

Sistema anticólicos

Cada vez más, los biberones están incorporando novedosos sistemas anticólicos en los biberones. Si quieres evitar que tu bebé trague aire durante la succión, deberás fijarte en que el modelo en cuestión tenga este sistema. Dependiendo de la marca, la tetina podría incluir una válvula especial que reduzca el aire que traga el bebé en la toma.

Hay modelos, asimismo, cuya tetina tiene una inclinación de 30º. Estos biberones antirreflujos minimizan el riesgo de sufrir gases o hipo. Otra opción común es la incorporación de un sistema de ventilación en el propio vaso del biberón. Este hace que el aire quede encapsulado dentro del vaso y no llegue a la tetina.

Resumen

Los biberones son artículos de puericultura en los que hay que pensar tarde o temprano. Durante unos meses, representarán la fuente de alimentación vital del bebé. Por ello, no es una elección que pueda tomarse a la ligera. Habrá que tener en cuenta aspectos como el material de fabricación del biberón, el tamaño o el tipo de tetina.

También deberás considerar que un bebé no tendrá un solo biberón, sino que tendrá varios a lo largo de su crecimiento. Por el uso, los biberones se irán deteriorando y será necesario reemplazarlos. Las necesidades del pequeño podrían cambiar de un mes a otro, así que es imprescindible estar atento a sus exigencias.

¿Te ha gustado esta guía de compras de biberones? Te animamos a compartirla en tus redes sociales y a dejarnos un comentario a continuación.

(Fuente de la imagen destacada: Famveldman: 60418002/ 123rf.com)

Califica este artículo

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
24 Voto(s), Promedio: 4,50 de 5
Cargando…
zonapadres

Publicado por zonapadres