Uno de los momentos cruciales en la vida del bebé es la transición de la cuna a la cama. Cada niño tiene sus tiempos, pero suele producirse alrededor de los 2 años de edad. Dormir en la cama supondrá un importante cambio para ellos, aunque también para los padres. Especialmente, por el temor a que los peques puedan caerse mientras duermen.

Las barandillas para camas son artilugios ideales para esta etapa. Se trata de accesorios de protección que disiparán cualquier riesgo de caída durante la noche. De este modo, los niños irán acostumbrándose a su nueva cama, mientras los padres están tranquilos. Ya que hay varios modelos y tipos, te animamos a consultar esta guía.

Lo más importante

  • Las barandillas para camas facilitan la transición de la cuna a la cama. Cada niño es un mundo, pero, generalmente, este momento llega en torno a sus 2 años de edad.
  • Están fabricadas en materiales diversos y pueden ser fijas o abatibles. Antes de elegir un modelo, conviene considerar cómo es la cama y el colchón.
  • Algunos de los modelos más populares disponen de bordes acolchados. En caso de golpe, el niño no sufrirá ningún daño.

Ranking: Las mejores barandillas para camas del mercado

Si estás buscando algunas de las mejores barandillas para camas, te animamos a seguir leyendo. Recuerda que son artículos que favorecen el descanso del bebé, así como tu tranquilidad. Valora cuáles son tus necesidades y así podrás escoger el modelo en consecuencia. Además, te ofrecemos algunos consejos sobre cómo usarlos correctamente.

Puesto nº1: Jané 050208C01

Esta barandilla para camas de la marca Jané es una de las mejor valoradas del mercado. Tiene unas dimensiones de 90 cm de longitud, 49 cm de altura y 5,4 cm de profundidad. Ya que está dotada de juntas laterales que se abren sin dificultad, el acceso a la cama resulta muy sencillo. Su sistema de plegado hace que pueda guardarse cómodamente.

El modelo consta de bordes acolchados que evitarán que el pequeño se haga daño si se golpea mientras duerme. Por su diseño, no es necesario retirar la barra de fijación en el momento de hacer la cama. De acuerdo con el fabricante, esta barandilla está recomendada para niños de entre 18 meses y 4 años. Está fabricada en acero y tejido de red.

Puesto nº2: Gototop 150/180 cm

Disponible en dos medidas (150×64 cm y 180×64 cm), se trata de una barandilla que ofrece una total seguridad. Su instalación es muy sencilla y puede plegarse hacia abajo cuando no se esté utilizando. Presenta un acolchado muy efectivo que recubre todo el producto para que el niño no se lastime al dormir. Está disponible en azul y rosa.

Para su colocación, es suficiente con situar el riel debajo del colchón. De esta manera, el niño estará absolutamente protegido durante las horas de sueño. Para bajar o subir la barandilla, es suficiente con desbloquear las juntas de los laterales. En cuanto a los materiales de fabricación, es un artículo elaborado en metal, plástico y tela.

Puesto nº3: VidaXL 10103

Esta barandilla para cama está disponible en tres vistosos colores, todos ellos ideales para los niños: azul, rosa y verde. Tiene unas medidas de 102 cm de longitud y 42 cm de altura. Esto significa que es un modelo diseñado para colocar a la altura de la cabeza del niño. Está confeccionado en tejido de poliéster y el tubo es metálico.

En cada lateral se halla un botón para subir o bajar la barandilla cómodamente. De este modo, el acceso y la salida de la cama del pequeño no revisten dificultad. La barandilla es apta para camas cuna y camas individuales cuyo colchón tenga entre 10 y 20 cm de espesor. Este modelo está indicado para niños entre 18 meses y 5 años.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre las barandillas para camas

La elección de una barandilla para cama dependerá de diferentes aspectos. Algunos de ellos son el tamaño de la propia cama, los materiales de fabricación o el tipo de instalación. En el mercado, las opciones son numerosas, de ahí que quizá necesites un poco de orientación. Te animamos a echar un vistazo a esta guía de compras.

Bebé riendóse en su cuarto

Las barandillas para cama otorgan tranquilidad al bebé y a sus padres.
(Fuente: Famveldman: 61386379/ 123rf.com)

¿Qué es exactamente una barandilla para cama?

Una barandilla para cama es un accesorio de protección que evita que el niño se caiga mientras duerme. Se trata de un artículo diseñado para facilitar el paso de la cuna a la cama. Esto quiere decir que es un complemento indispensable para la primera vez que el niño duerme en una cama. Por lo general, ocurre en torno a sus 2 años.

Antes de elegir una barandilla, es importante tener en cuenta cómo es la cama en la que se instalará. Asimismo, su colocación dependerá de cómo sea la cama y el colchón. Estos productos permiten que el pequeño se acostumbre a su nuevo lugar de descanso.

Por su parte, los padres tendrán la certeza de que su seguridad será total.

¿Por qué se recomienda utilizar una barandilla para cama?

Durante el cambio de la cuna a la cama, es lógico que los padres teman por la seguridad del niño. Una cama no posee ningún elemento de protección que evite que el niño se caiga o se salga de ella. Por eso, las barandillas ofrecen esa seguridad que los peques precisan durante la noche. Así, los padres podrán dormir tranquilos.

Los niños crecen a una velocidad de vértigo. Entonces, se hace necesario sustituir su cuna de bebé por la amplitud de una cama. Con una barandilla, el niño irá acostumbrándose poco a poco a dormir en su nueva cama sin ningún temor. Con el paso del tiempo, este accesorio dejará de ser necesario, pues ya no habrá riesgo alguno de caídas.

Alejandra MelúsExperta en Atención Temprana

“Se puede comprar una pequeña barrera que servirá como tope para que el niño no se caiga si se voltea o mueve mucho, pero no limitará que suba y baje de forma autónoma.”

¿Qué ventajas y beneficios proporciona una barandilla para cama?

Dependiendo de cómo esté situada la cama en la habitación, la barandilla se colocará en uno o ambos laterales. Puede instalarse tanto a la altura de la cabeza como a lo largo de todo el lateral. El objetivo en ambos casos es el mismo: evitar que el niño se caiga por la noche mientras duerme. A mayor tranquilidad, mayor descanso.

Las ventajas de las barandillas resultan obvias. Por un lado, el niño se sentirá más confiado y menos temeroso de una posible caída por las noches. Por otra parte, sus padres estarán tranquilos al saber que el pequeño no podrá resbalarse ni salirse de la cama. Esta especie de barreras, entonces, aporta confianza y seguridad a ambas partes.

Cuna de bebé

Las barandillas para cama ofrecen seguridad a nuestros bebés o seres queridos.
(Fuente: Bialasiewicz: 42783513/ 123rf.com)

¿Qué tipos de barandillas para camas existen en el mercado?

En función de la instalación, existen dos tipologías de barandillas fundamentalmente. Están aquellas que se colocan bajo el colchón y las que se fijan a la estructura mediante unos anclajes. Las barandillas también pueden ser fijas o móviles. Las primeras no pueden moverse, mientras que las segundas son plegables y resultan más prácticas.

En el campo de las barandillas plegables, encontramos varias clases. Las barandillas abatibles suelen plegarse hacia abajo, facilitando el acceso a la cama. También están las telescópicas, que se recogen como si fueran un telescopio. Por último, cabe mencionar las barandillas desmontables, que pueden quitarse y ponerse cada día fácilmente.

¿Qué debería tener en cuenta a la hora de seleccionar una barandilla para cama?

El material de fabricación es uno de los aspectos principales a valorar al adquirir una de estas barreras. Estas pueden ser de madera, aluminio, metal o plástico. Las más comunes son aquellas que están fabricadas en metal y poseen un tejido de malla. Con frecuencia, la parte textil es extraíble para lavarse en la lavadora.

Puede ser un plus que la estructura esté recubierta con un forro de algún material blandito. Esto impedirá que el niño se haga daño si se golpea mientras duerme. Cerciórate de que el nivel de seguridad es el apropiado, así como de la facilidad de instalación.

Si te decantas por barandillas móviles, asegúrate de que su manejo es sencillo.

¿Cómo saber qué medida de la barandilla para cama necesito?

La medida de la barrera estará condicionada por el tipo de cama y sus dimensiones. La longitud de las camas infantiles suele situarse entre los 140 y 150 cm. Esto significa que es posible seleccionar una barandilla de este largo o bien de una longitud menor. Es también una opción apostar por un modelo que quede a la altura de la cabeza.

Respecto a la altura de la barandilla, se aconseja que oscile entre 40 y 50 cm. La elección de este detalle dependerá de los hábitos de sueño del niño y del nivel de seguridad deseado. En cualquier caso, no conviene seleccionar una barrera que se levante por encima del colchón menos de 16 cm. El grosor de este también deberá ser considerado.

Jesús Garrido GarcíaPediatra

“Recomiendo empezar con la cuna o con una cama con protección lateral, ya que posiblemente el niño va a desplazarse hacia los lados buscando ese apoyo y puede costarle más dormir si no lo tiene o puede caer por los lados buscándolo”

Criterios de compra

En el mercado, la diversidad de barandillas para camas es muy amplia. Esto quiere decir que es posible que estés un poco confuso a la hora de decantarte por un modelo u otro. A continuación, te mostramos una serie de criterios de compra para ayudarte a tomar una decisión más acertada. He aquí algunos de los más importantes.

  • Sistema de fijación
  • Seguridad
  • Medidas
  • Materiales de fabricación
  • Comodidad

Sistema de fijación

El sistema de instalación en la estructura de la cama es uno de los aspectos vitales a tener en cuenta. Uno de los modelos más comunes es aquel que se sitúa debajo del colchón y se sujeta con el peso del pequeño. En este caso, son barandillas que están dotadas de rieles que son los que se insertan bajo el colchón. Es una opción muy útil.

También hay barandillas para camas que se fijan a la estructura bien a presión o bien atornilladas. Aunque la instalación pueda resultar un poco más compleja que en el anterior caso, son opciones muy apropiadas. Por último, las barreras de viaje se caracterizan por ser de quita y pon. En función de la cama, será mejor un modelo u otro.

Seguridad

El nivel de seguridad es otro de los criterios de compra más importantes. No en vano, es un aspecto que se traducirá en una mayor tranquilidad para los padres y el propio niño. De ahí que haya que asegurarse de que estará bien fijada a la cama. Para los niños más inquietos, es importante que la barrera sea de gran robustez.

Los expertos recomiendan instalar la barandilla a una distancia del cabecero inferior a 2 cm o superior a 26 cm. Es una pauta de seguridad para evitar golpes nocturnos no deseados. Asimismo, es conveniente que la barrera esté equipada de un recubrimiento acolchado que impida cualquier inconveniente. Si el peque se golpea, no se hará daño.

Bebé en cuna

Muchos pediatras recomiendan barandillas para camas para evitar accidentes.
(Fuente: Famveldman: 43359772/ 123rf.com)

Medidas

Las medidas de la barandilla son un factor a tener muy en cuenta. La elección irá en función de las características de la cama. Si por ejemplo, está situada junto a la pared, solo se requerirá barandilla en un lateral. De lo contrario, se requerirán barreras para ambos laterales. Estos suelen medir entre 140 y 150 cm de largo.

Hay padres que prefieren optar por barandillas para camas más cortas. En este caso, serán situadas a la altura de la cabeza. El nivel de protección es prácticamente el mismo que el de aquellas que abarcan todo el lateral. Es suficiente con tener en cuenta las recomendaciones del fabricante para que el resultado sea óptimo.

Materiales de fabricación

Los materiales de fabricación de las barandillas dicen mucho de su eficacia y durabilidad. Estos artículos están disponibles en el mercado en un buen número de ellos. Es posible identificar barreras de madera, plástico, metal o aluminio. Asimismo, normalmente incorporan una tela de malla para aportar suavidad y confort al conjunto.

Es esencial optar por barandillas para camas con buenos acabados. Una excelente idea es que incluyan una funda extraíble para una higiene correcta. Hay modelos que incorporan un forro suave y blandito que evitará que el peque se haga daño ante cualquier incidente. De este modo, resistencia y seguridad irán de la mano.

Material Ventajas
Madera Resistentes y estéticas
Plástico Económicas
Aluminio Robustas y versátiles
Metal Duraderas

Comodidad

El fácil manejo y la comodidad es otro detalle decisivo ante la compra de una barandilla para cama. Es indispensable que, además de que esta sea segura, resulte práctica. Por ello, una buena opción sería un modelo abatible. Estas barreras suelen contar con un sistema de cierre de bisagras para plegar o desplegarlas cómodamente.

Las bisagras han sido diseñadas de tal modo que evitan los pellizcos. Es importante, por tanto, seleccionar barreras que resulten funcionales en el día a día. También, que permitan un fácil acceso y salida del pequeño y, por supuesto, que ofrezcan una fijación total. Por lo general, las barreras de aluminio son las más prácticas.

Resumen

Una barandilla para cama no es un artículo que deba elegirse a la ligera. Invertir en uno de estos accesorios es apostar por la seguridad del niño o niña. Se trata de un producto que, tarde o temprano, los padres tendrán que considerar. Por este motivo, es conveniente que estén bien informados acerca de las tipologías y diferentes opciones.

Recuerda que el momento de cambiar la cuna por la cama llegará antes o después. Lo más recomendable es seleccionar una barrera que esté fabricada con materiales de calidad y ofrezca seguridad. Es la única manera de que el pequeño se adapte con más rapidez a su nuevo lugar de descanso. Asegúrate, entonces, de que sea funcional y confiable.

Si te ha gustado el artículo, no dudes en dejarnos un comentario contándonos tus impresiones. También puedes compartirlo en las redes sociales.

(Fuente de la imágen destacada: Lobanov: 25372671/ 123rf.com)

Califica este artículo

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
35 Voto(s), Promedio: 4,00 de 5
Cargando…

Publicado por zonapadres