Por lo general, los bebés no son muy amigos del momento del baño. De ahí que, con frecuencia, se pongan nerviosos y rompan a llorar. Por este motivo, es esencial que las bañeras para bebés cumplan unos requisitos mínimos de comodidad y seguridad. De esta forma, minimizaremos el riesgo de que el bebé sufra estrés a la hora de bañarlo.

Estos productos de puericultura son de uso diario, como también lo son el cambiador o el cochecito. El surtido de las bañeras infantiles es inmenso en el mercado, pues la idea es que se adecuen a las necesidades de cada familia. A continuación, te presentamos una guía de bañeras para bebés con consejos para que elijas la apropiada.

Lo más importante

  • Las bañeras infantiles deben adecuarse a la edad, al peso y al tamaño del bebé, así como cumplir la normativa europea en materia de seguridad.
  • Hay diversos tipos de bañeras, desde fijas hasta plegables, pasando por hinchables o con cambiador incorporado, entre otros. Valora tus necesidades para elegir el modelo idóneo.
  • La bañera ideal debería estar fabricada en materiales de calidad y resistentes, aunque agradables y suaves al tacto. Asegúrate de que no tiene ningún saliente y de que los bordes son redondeados.

Las mejores bañeras para bebés: nuestras favoritas

Como sabes, las bañeras para bebés han sido diseñadas especialmente para facilitar el baño del peque de la casa. Al ser de su tamaño y fabricadas en materiales aptos para el uso infantil, resultan muy prácticas para los papás. En esta sección, podrás identificar las mejores bañeras para bebés. No pierdas detalle de sus cualidades.

La mejor bañera dos en uno para bebés

La marca Chicco presenta esta bañera ergonómica que es, además, cambiador. Esto significa que es un producto 2×1, muy práctico para los primeros meses de vida del bebé. Disponible en diversos colores como verde, azul o gris, es regulable a tres alturas. Asimismo, admite dos modalidades de uso: con el bebé sentado y semitumbado.

Ya que incorpora dos ruedas y puede plegarse, es muy fácil de transportar de un sitio a otro. Este modelo está equipado con un desagüe para un vaciado rápido y también para acoplar la alcachofa de la ducha. Consta de una bandeja inferior para guardar los útiles de aseo del bebé y otros accesorios como una jarra o recipiente para la esponja.

La mejor bañera hinchable para familias viajeras

En ocasiones, la mejor bañera para bebé no tiene por qué ser una de plástico duro. Esta bañera hinchable es un modelo muy interesante para llevar de viaje, ya que puede inflarse y desinflarse en cuestión de minutos. Indicada incluso para recién nacidos, ofrece tres posiciones para adecuarse al crecimiento del bebé.

Si buscas una bañera para bebés Amazon’s Choice, es un artículo que deberás considerar seriamente. Consta de un separador para bañar al bebé de manera más fácil. Cuando el peque crezca, este accesorio puede retirarse sin problema, así como el cojín reposacabezas. Con unas dimensiones de 78 x 43 x 37 cm, tiene una capacidad de 30 litros.

La mejor bañera para bebés que ya van creciendo

Con una enorme capacidad de 36 litros y un peso de 2 kg, esta bañera es una opción idónea para colocar en una bañera o plato de ducha. Se trata de un modelo plegable y que ocupa muy poco espacio. Esta cualidad permite que sea una bañera estupenda para llevar a un sitio a otro. Tiene cuatro patas y unas medidas de 81 x 46 x 22 cm.

Esta bañera destaca por ser de un color verde muy llamativo, un detalle que al bebé le encantará. De acuerdo con el fabricante, es un modelo apto para niños de hasta 5 años de edad. Con un simple gesto, se pliega la bañera, convirtiéndose en un artículo muy manejable y fácil de transportar. Es muy práctica para quien no desee bañeras fijas.

La mejor bañera con respaldo para bebés

Un buen respaldo es una de las características esenciales que debiera tener toda bañera para bebés. En el caso de este modelo, es de espuma, un material que brinda confort y seguridad a partes iguales. Fabricada en polipropileno, esta bañera ha sido diseñada especialmente para que el bebé se mantenga sentado durante el baño.

Su forma, entonces, evitará que el peque se escurra. Tiene unas dimensiones de 60 x 39 x 35 cm y está disponible en color blanco y gris. Por sus cualidades, es un modelo ideal para bebés hasta los 12 meses, por lo que se convertirá en un accesorio de puericultura imprescindible durante su primer año de vida. Es 100% antideslizante.

La bañera para bebés más simple y funcional

Este modelo de la marca Keeeper llama la atención por su diseño sencillo y su gran utilidad. Esta bañera no incorpora accesorios de ningún tipo. Es, simplemente, una bañera para bebés con 100 cm de longitud, 51 cm de ancho y forma ergonómica. Por su carácter extragrande es perfecta para los bebés de mayor estatura.

Está fabricada en polipropileno, un tipo de plástico muy resistente y libre de Bisfenol-A. Ya que incluye garantía de seguridad TÜV, es un producto totalmente apto para recién nacidos y bebés en general. Posee unas prácticas asas para facilitar los traslados. Además, goza de cavidades para situar el jabón y otros elementos de aseo del bebé.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre las bañeras para bebés

Las bañeras para bebés son artilugios indispensables para el aseo de los peques de la casa. Es más, se trata de artículos que usarás a diario, de ahí que la elección del modelo deba sopesarse con calma. En aras de seleccionar la bañera perfecta, lo primero es saber un poco más sobre estos productos. He aquí algunas consideraciones.

Bebe bañándose

Si el peque se encuentra cómodo, estará muy relajado durante el baño.
(Fuente: Oliver: 42071983/ 123rf.com)

¿Existe alguna normativa en materia de seguridad que regulen las bañeras para bebés?

Como con cualquier otro producto infantil, las bañeras para bebés deberían cumplir con la normativa europea. La seguridad a la hora del baño es fundamental para evitar que el bebé corra riesgos innecesarios, como un desafortunado deslizamiento. Una marca de confianza es la mejor garantía en el momento de seleccionar una bañera.

Cerciórate de que el modelo en cuestión cumple con las Normas Europeas de Seguridad. Por lo general, es una inscripción que viene en la propia caja. El marcado CE, por ejemplo, garantizará que es un producto seguro y que goza de la suficiente estabilidad que se le exige a un artículo de estas características. Lo barato puede salir caro.

¿Qué bañera para bebés debería escoger si dispongo de poco espacio?

En el mercado pueden identificarse dos tipologías de bañeras para bebés. Por un lado, están las fijas y, por otro, las plegables. Como su nombre indica, las primeras están concebidas para instalarse de manera permanente en la habitación. Suelen presentarse como una estructura estable, con patas y, generalmente, con cambiador incorporado.

Esta opción quizás requiera de un mayor espacio en la habitación. Si dispones de poco espacio, es posible que te interese una bañera plegable. Estas también resultan muy útiles y tienen la ventaja de que pueden plegarse y guardarse hasta el siguiente uso. Así, no necesitarás tener un hueco permanente para estos artilugios.

Doctor J. Mateu SanchoDoctor en medicina

«Varios son los requisitos a tener en cuenta para que una bañera pueda considerarse segura. Uno de ellos es que su estructura sea estable y su cubeta sea de material termoplástico duradero con la suficiente resistencia para que no se deforme con el paso del tiempo».

¿Cuál es la reclinación adecuada en una bañera?

Existen muchos modelos que ofrecen varias opciones de reclinación. Esta característica permitirá adecuar la posición a las diferentes necesidades del bebé según vaya creciendo. La manera más habitual de bañar al bebé es semitumbado, una opción que se recomienda durante sus primeros días de vida. Será suficiente con sujetarle la cabecita.

Cuando sea un poco más mayor y su cuello pueda sujetarse por sí solo, será una buena idea bañarlo sentado. Esta modalidad es, para muchos padres, mucho más cómoda. Normalmente, el bebé podrá mantenerse sentado a partir de los 6 meses. En cualquier caso, lo mejor es optar por un modelo que brinde distintos niveles de reclinación.

Bañeras de bebés

Las bañeras para bebés deben adecuarse al tamaño y edad del pequeño.
(Fuente: Gekaskr: 33210530/ 123rf.com)

¿Hasta qué edad sirven las bañeras para bebés?

Las bañeras para bebés suelen estar indicadas para utilizar desde que estos son recién nacidos. Así, podrá tomar sus primeros baños con total seguridad y confort en esta clase de artículos. No obstante, la edad límite dependerá del modelo en cuestión. Hay algunos aptos hasta los 12 meses y otros para más adelante.

Eso sí, cabe señalar que también influirá la rapidez de crecimiento del bebé. Es posible que el niño haya crecido tan rápido que, por ejemplo, a los 10 meses se le quede pequeña la bañera. El tamaño dará una pista sobre la idoneidad del producto. No en vano, hay modelos apropiados para usar incluso hasta sus 7 u 8 años de edad.

Bañera fija vs. Plegable ¿Cuál es mejor?

Otra cuestión importante está relacionada con el diseño de la bañera. En concreto, con el hecho de si es fija o plegable. Las bañeras fijas suelen estar incorporadas en estructuras de mayor tamaño y altura. En muchas ocasiones, comparten mueble con los cambiadores. Son perfectas si dispones de mayor espacio en la habitación.

Las bañeras para bebés plegables, como su nombre indica, se pliegan y despliegan fácilmente. Son opciones ideales para ir de viaje, aunque también para aquellos cuartos infantiles más pequeños. El sistema de plegado suele ser muy intuitivo y permite almacenar en un pequeño rincón la bañera hasta su próximo uso.

Bebé feliz

Es preciso cerciorarse de que la bañera goza de la estabilidad suficiente.
(Fuente: Atamanenko: 64792500/ 123rf.com)

¿Cuáles son las ventajas de las bañeras con cambiador?

Una de las fórmulas más populares entre los padres es apostar por bañeras que incluyen cambiador. Esto significa que son modelos 2 en 1. Estas opciones son muy interesantes de cara a no tener tantos trastos por medio. Lo mejor es que suelen gozar de cierta altura, por lo que la espalda del padre no se resentirá al bañar al bebé.

En función del modelo, podrían disponer incluso de cajoneras y/o bandejas, de manera que se conviertan en un mueble de la habitación más. Así, bastará con retirar el cambiador para descubrir la bañera, por lo que ambos artículos son fácilmente intercambiables. Suelen ser estructuras con ruedas para facilitar los traslados.

Tipo de bañera para bebés Características
Bañeras adaptables al lavabo Acolchadas e ideales para sus primeros baños
Bañeras hinchables Se pliegan y están indicadas para los viajes
Bañeras rígidas plegables Compactas y con base antideslizante
Bañeras con cambiador  Bañeras tipo mueble 2 en 1 con cajones
Bañeras tipo cubeta  Sencillas y ergonómicas
Bañeras con forma de cubo  Permiten el baño en posición fetal

Criterios de compra

Con los conceptos claros, lo siguiente es saber cuáles son los criterios de compra a seguir. Para elegir la bañera para bebés apropiada, hay diversos factores que deberás plantearte. No olvides que cada bebé tiene unas necesidades, así que es vital que valores ciertos aspectos como los que te comentamos a continuación. Toma nota de ellos.

  • Edad de uso
  • Materiales de fabricación
  • Accesorios
  • Mantenimiento

Edad de uso

El primer filtro en el momento de seleccionar una bañera infantil es la edad recomendada. Este detalle vendrá determinado por el fabricante. Aunque hay un sinfín de bañeras para bebés apropiadas para usar desde el propio nacimiento, conviene asegurarse bien de este aspecto. Del mismo modo, habrá que velar por que estén homologadas.

Otro asunto de vital interés es el rango de edades para el que es adecuado el producto en cuestión. Hay papás que prefieren adquirir bañeras más versátiles para que les duren el mayor tiempo posible. Estos modelos suelen incorporar elementos ajustables que permitirán ir adecuándolos a las diferentes etapas de crecimiento.

Materiales de fabricación

La calidad de los materiales es un requisito innegociable al adquirir una bañera infantil. No olvides que es un artículo que estará en contacto con el cuerpecito y piel del pequeño. Por ello, es esencial que estos materiales sean aptos para bebés, hipoalergénicos, antideslizantes, resistentes y de tacto suave y agradable.

El plástico rígido es uno de los materiales de fabricación más frecuentes. Se caracteriza por su resistencia y por brindar una enorme estabilidad. Eso sí, asegúrate de que la bañera tenga bordes suaves y redondeados para evitar cualquier daño. El plástico es también un material popular en el caso de las bañeras hinchables, aunque más liviano.

Accesorios

El mundo de los accesorios en el ámbito de las bañeras para bebés es muy amplio. Párate a pensar si realmente necesitas todos esos complementos. Previsiblemente, cuanto más accesorios incorpore el modelo, tendrá un precio más elevado. La presencia de ranuras puede ser muy útil para dejar el jabón y otros útiles de aseo del bebé.

Hay modelos que constan de jarritas para facilitar el proceso del baño. Otro detalle de interés es la inclusión de desagüe y tapón en el fondo de la bañera para un vaciado óptimo. Otras bañeras están equipadas con reposacabezas móviles.

foco

Las más modernas podrían contar con difusores de calor para mantener la temperatura constante.

Mantenimiento

Por último, es necesario tener en cuenta el mantenimiento de la bañera del bebé. Esta deberá estar siempre en perfectas condiciones, pues es esencial que el entorno del peque sea lo más higiénico posible. Esto significa que el diseño deberá contribuir a su limpieza y, por ejemplo, que todas sus partes resulten fáciles de limpiar.

Lo mejor es, de hecho, que no tenga demasiados recovecos pequeños, pues el acceso podría resultar complicado y acumularse suciedad. Que incorpore un desagüe también será beneficioso para limpiar la bañera. Esta característica facilitará el total vaciado, evitando que el agua se quede estancada. Así, la bañera se mantendrá perfecta siempre.

Resumen

Es demasiado arriesgado bañar a tu bebé en la bañera o ducha de obra de casa. Para ello, están las bañeras para bebés, aunque igualmente tengas que sujetarle la cabeza durante los primeros meses. Los peques suelen ponerse muy nerviosos a la hora del baño, por lo que es indispensable que escojas un modelo confortable y seguro.

Se trata de artículos que en unos casos les durarán hasta el primer año de vida y, en otros, hasta incluso los 8 años. Por esta razón, asegúrate de que el diseño y los materiales de fabricación son los idóneos para satisfacer tus necesidades. Valora los diferentes modelos y opciones antes de decantarte por una bañera.

¿Te ha gustado esta guía para comprar una bañera para bebés? Compártela en redes sociales y ¡déjanos un comentario!

(Fuente de la imágen destacada: Famveldman: 54640071/ 123rf.com)

Califica este artículo

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
25 Voto(s), Promedio: 4,00 de 5
Cargando…