Papis y mamis con poco tiempo, pero que quieren que su hijo tenga una alimentación sana y natural: ¡hemos encontrado la solución a todos vuestros problemas! Los Babycook han llegado a nuestra vida para hacérnosla mucho más fácil. Con estos robots de cocina podremos preparar la comida de nuestros pequeños de una forma rápida y sencilla.

Ahora, podemos olvidarnos de las papillas y alimentos infantiles procesados y cocinar para nuestros hijos comidas caseras en menos que canta un gallo. ¿Cómo lo haremos? Gracias a la tecnología que, al servicio de los artículos de puericultura, ha creado dispositivos tan prácticos como estos robots llamados Babycook. Continúa leyendo y descubre tu nuevo mejor aliado.

Lo más importante

  • Una de las claves principales para cuidar la salud de nuestro bebé es prestar atención a su alimentación. Sabemos que, en la actualidad, son pocos los padres que disponen del tiempo suficiente para preparar comida casera a diario. Por ello, el Babycook es la mejor solución.
  • Gracias a estos robots de cocina diseñados específicamente para comidas infantiles podremos preparar de manera fácil y rápida tanto papillas y potitos (durante los primeros meses) como alimentos sólidos.
  • A la hora de elegir nuestro Babycook ideal, es muy importante tener en cuenta aspectos como las funciones que ofrece, la capacidad, los accesorios o la limpieza. De esta manera, sacaremos el mayor partido posible a nuestra compra.

Los mejores Babycook del mercado: nuestros favoritos

Béaba, una marca líder en artículos de puericultura que lleva acompañándonos en la crianza de nuestros hijos desde 1989, ha creado los famosos Babycook de los que todo el mundo habla. Cuentan con tres modelos diferentes entre los que elegir. Nos hemos tomado la molestia de analizar cada uno de ellos y aquí te los presentamos:

El Babycook favorito de los usuarios online

Aunque se trata del modelo más clásico, el Babycook Solo triunfa allá donde va. Lo que más valoran los usuarios de este robot es su formato compacto y muy liviano, ideal para cocinas de todos los tamaños. Por supuesto, incluye las cuatro funciones fundamentales (triturar, cocina al vapor, calentar y descongelar).

El Babycook favorito de las familias grandes

Ahora, dar de comer a más de un niño a la vez ya no será un problema ni requerirá más esfuerzo. Béaba ha creado un robot con dos jarras de mil cien mililitros cada una, lo que permite preparar el doble de comida a la vez. ¿No es genial? Elige entre cocer, mezclar, triturar, calentar o descongelar a tu antojo, o elige dos al mismo tiempo.

El Babycook favorito de las familias con niños muy pequeños

Si a todo lo que son capaces de hacer los anteriores modelos le añadimos las opciones de esterilizar y calentar biberones, ¿qué más podemos pedir? El «Original Plus» es el modelo más innovador de Babycook, ideal para padres que necesitan estar constantemente esterilizando y calentando los biberones de sus bebés.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre el Babycook

A pesar de que estos robots habitan cada vez más cocinas, es posible que todavía queden muchas dudas por resolver sobre este artículo de puericultura tan innovador. Queremos facilitarte la tarea y evitarte la búsqueda incansable de información, así que a continuación respondemos a las preguntas más frecuentes sobre el Babycook. ¡Toma nota!

Contar con un robot de cocina tan completo como el Babycook permite preparar fácilmente una amplia variedad de recetas de forma sencilla y en poco tiempo. (Fuente: Guzhva: 104233345/ 123rf.com)

¿Qué es un Babycook?

Un Babycook es un robot de cocina diseñado para preparar la comida de nuestros hijos (aunque también lo podemos utilizar para la nuestra). Se trata de un artículo de puericultura que, además, cuenta con todas las ventajas de los utensilios de cocina más prácticos. Con un único aparato, podremos cocer, calentar, triturar y muchas otras opciones.

¿Por qué es tan recomendable utilizar un Babycook?

En un mundo ideal, tendríamos tiempo a diario para preparar comidas caseras, sin conservantes y con alimentos naturales para nuestros hijos. Sin embargo, la realidad es otra. El poco tiempo que nos deja el trabajo y el ritmo de vida tan rápido que solemos llevar no permiten que dispongamos siempre de ese tiempo.

Por ello, contar con un Babycook en casa es la opción ideal para todos aquellos padres que quieren cuidar la alimentación de sus pequeños. Es un artículo muy útil y práctico que, ya desde el primer momento, se convertirá en el mejor pinche de cocina que podamos tener. Como cualquier aparato, tiene sus pros y sus contras. Veámoslos:

Ventajas
  • Es muy práctico, ya que puedes preparar la comida en menos de quince minutos.
  • Su tamaño compacto lo hace muy fácil de almacenar.
  • Cuenta con múltiples funciones (triturar, cocinar, descongelar, batir, entre otras).
  • Ofrece la posibilidad de que nuestros hijos sigan una dieta saludable sin mucho esfuerzo.
  • Resulta más económico cocinar en casa que comprar comida infantil ya preparada.
Desventajas
  • Ocupa espacio en la cocina.
  • No tiene suficiente capacidad para preparar grandes cantidades de comida.
  • Para algunos, el precio es demasiado elevado (en torno a los cien euros).

¿Cuál es el modelo de Babycook que más me conviene?

En el Ranking de productos hemos explicado los diferentes modelos de Babycook que podemos encontrar el mercado. Sin embargo, a la hora de elegir, siempre surgen dudas sobre cuál es el que más se adapta a mis necesidades. Observemos la siguiente tabla comparativa para tener una idea más visual de los artículos:

Características Babycook Solo Babycook Plus Babycook Original Plus
Tiempo de preparación Entre 5 y 15 minutos. Entre 5 y 15 minutos. Entre 5 y 15 minutos.
Capacidad 1.100 mililitros. 2.200 mililitros. 1.100 mililitros.
Peso 1,69 kilogramos. 2,74 kilogramos. 1,85 kilogramos.
Cocina al vapor
Descongelar
Esterilizar X X
Licuar
Calentar
Extra Compacto. Doble compartimento. Esteriliza y calienta biberones.

Ciertamente, los tres modelos son muy parecidos. Por ello, la elección entre uno y otro dependerá básicamente de la capacidad y de la función de esterilización. Dependiendo de cuál de las dos características sea la más importante para nosotros, el modelo elegido será diferente. Lo importante es que con todos ellos ofreceremos a nuestro hijo una alimentación de calidad.

¿Cómo funciona un Babycook?

No te preocupes, no es en absoluto complicado. El Babycook funciona como cualquiera de los robots de cocina a los que estamos acostumbrados. Es capaz de cocer al vapor, cocinar los alimentos y triturarlos en un tiempo entre los cinco y los quince minutos, siempre dependiendo de la cantidad de agua que haya en el depósito de cocción.

Lee con atención las instrucciones y sigue los pasos de la receta que vayas a preparar. Verás como no tienes ningún problema. Respecto a las recetas, encontrarás muchas ideas rápidas, fáciles y muy nutritivas en Internet. Recuerda que poco a poco tendremos ir innovando para ofrecer a nuestro pequeño alimentos cada vez más elaborados.

Mamá con su hija comiendo

Como cualquier otro utensilio de cocina, es importante que limpiemos el Babycook después de cada uso. (Fuente: Subbotina: 21976956/ 123rf.com)

¿Qué mantenimiento necesita un Babycook?

Como cualquier otro utensilio de cocina, es importante que limpiemos el Babycook después de cada uso. Pero, al tratarse de un artículo que va a preparar la comida de nuestros hijos, además de la limpieza habitual es fundamental realizar un descalcificado con una frecuencia de entre seis y ocho usos del robot. Estos son los pasos que debemos seguir:

  • El robot debe estar desenchufado de la corriente y completamente frío antes de comenzar con el proceso de descalcificación.
  • Vierte media taza de agua y media de vinagre blanco destilado en el depósito de agua del robot.
  • Deja que la mezcla actúe toda la noche.
  • A la mañana siguiente, vacía la mezcla. Es importante asegurarse de que se han desprendido todos los restos (si no es el caso, repetir).
  • Cuando se hayan eliminado todos los residuos, conecta el robot y hazlo funcionar un par de veces en la opción de vaporización con agua.

Los fabricantes advierten de la importancia de seguir estos pasos y de no utilizar bajo ningún concepto un descalcificador químico. La acumulación de cal en el dispositivo puede llegar a estropear el robot. Una de las señales que nos indican que esta acción es necesaria es notar que los ciclos de cocción son más cortos y que queda agua en el depósito.

¿Qué accesorios para el Babycook existen?

En primer lugar, es importante recalcar que existen recambios para todas las piezas del Babycook. Se trata de un utensilio de uso diario, así que seguramente los necesitemos en algún momento. Además, si queremos sacarle todavía más partido a nuestro robot, podemos hacernos con diferentes accesorios complementarios:

  • Potitos de conservación: envases con cierre hermético en los que podremos guardar las comidas preparadas por el robot. Cuentan con graduaciones de cantidad y son aptos para el lavavajillas, el microondas y el congelador.
  • Bolsa de transporte: una funda rígida en la que podremos llevar los potitos de conservación. Ofrece protección de temperatura y contra golpes. Se puede lavar en el lavavajillas.

Elegir los recambios oficiales y los accesorios de la marca nos garantizará una mayor durabilidad del robot. Si bien es cierto que muchos potitos se venden como universales, no es recomendable colocarlos sobre el Babycook, ya que existe riesgo de estropearlo. Cuando los tengas todos, ¡serás todo un profesional de la comida infantil casera!

Papilla

Un Babycook es un robot de cocina diseñado para preparar la comida de nuestros hijos.
(Fuente: 泊悦 枫美: 3245360/ Pixabay.com)

¿Qué funciones tiene un Babycook?

Ya hemos hablado mucho sobre lo práctico y útil que es este robot de cocina. Pero, vayamos al grano y respondamos la pregunta del millón: ¿qué podré hacer con mi Babycook? Aunque los más experimentados han dedicado muchas horas de uso a este utensilio y han descubierto otras funciones complementarias, estas son las principales:

  • Cocinar al vapor: ideal para preservar todas las vitaminas y los nutrientes de las frutas y verduras. Además, se puede introducir carne o pescado para hacer papillas más completas o para comer sólido. Una vez termine el proceso, estará listo para probar.
  • Descongelar: muy útil tanto para descongelar alimentos como para las comidas que hemos preparado previamente y que hemos conservado en congelación. Gracias a la función de cocina al vapor, los tendrás listos en quince minutos.
  • Calentar: como si fuera un microondas, pero mucho más sano para los peques de la casa. El robot calentará la comida del bebé sin que esta pierda ninguna de sus propiedades.
  • Triturar: la función más demandada. Gracias a ella, conseguirás papillas y potitos de calidad al instante. El fabricante recomienda añadir un poco de caldo de cocción para hacer papillas menos espesas.

A estas hay que añadir la función de esterilizar con la que ya cuenta el último modelo de Babycook. Parece mentira que podamos hacer todo esto con un único utensilio y de una manera tan sencilla. Ahora ya entendemos por qué se ha convertido en un imprescindible en la cocina de muchas familias con niños.

A medida que mi hijo vaya creciendo, ¿podré preparar cualquier tipo de receta con el Babycook?

Lo bueno de contar con un robot de cocina tan completo como el Babycook es que podemos preparar fácilmente una amplia variedad de recetas de forma sencilla y en poco tiempo, tan solo quince minutos. Como este utensilio permite cocinar tanto papillas como carne o pescado en tanto que alimentos sólidos, lo único que debemos tener en cuenta es la edad del niño:

Edad Etapa de desarrollo Tipo de comida
A partir de los cinco meses (después de la lactancia) Los bebés duplican el peso que tenían al nacer. Introducción de verduras, huevos, frutas y frutos secos siempre en papilla muy líquida.
A partir de los doce meses Los bebés empiezan a masticar (aunque no tengan dientes todavía). Se aumenta la consistencia de la papilla y se introducen las legumbres.
A partir de los dieciocho meses Los bebés ya tienen dientes y empiezan a comer sólido. Verduras crudas en pequeñas cantidades, alimentos sólidos cortados en trozos muy pequeños (carne, pescado).

El hecho de que el Babycook sea multifunción permite que lo utilicemos desde la primera etapa para elaborar las primeras papillas de las que se alimentará nuestro pequeño. Poco a poco, tendremos que ir cambiando las recetas para adaptarlas a su crecimiento. Por suerte, en todos esos momentos y con todas esas recetas, tendremos al robot a nuestro lado.

Criterios de compra

En este caso, como hablamos de un robot de cocina infantil en concreto, los criterios de compra que deberemos tener en cuenta son aquellos que hacen al Babycook diferente y mejor que otros modelos existentes en el mercado. Fíjate bien y toma nota porque estas son las razones que te convencerán de lo buena idea que es esta adquisición:

  • Funciones
  • Capacidad
  • Materiales
  • Facilidad de uso
  • Calidad

Funciones

El primer criterio que hace del Babycook la mejor opción para organizar la comida de nuestros hijos son sus funciones. El hecho de que combine en un único utensilio de cocina la función de cocina al vapor, calentar, triturar y descongelar (y, en algunos casos, esterilizar) nos permite preparar una gran variedad de recetas diferentes.

Y todo ello en tan solo quince minutos. Además, cuenta con sensores de apagado automático cuando termina de cocinar, lo que implica un ahorro energético. Por supuesto, también supone un enorme beneficio en cuanto a la limpieza, ya que no tendremos que preocuparnos por lavar varios cacharros.

Bebé comiendo papilla

El Babycook funciona como cualquiera de los robots de cocina a los que estamos acostumbrados. (Fuente: Kuzmina: 33584529/ 123rf.com)

Capacidad

Cuando vamos a preparar la comida de nuestro hijo, sobre todo cuando todavía son pequeños y su dieta se basa principalmente en las papillas, siempre viene bien poder hacer cantidad para varios días. Esta posibilidad dependerá de la capacidad del robot. Existen Babycook con capacidades entre los seiscientos y los mil cien mililitros.

Normalmente, estas capacidades permiten cocina de una sola vez la comida para dos o tres días. Sin embargo, en Béaba han pensado también en las familias grandes (con gemelos o mellizos) y ofrecen una opción con dos recipientes, lo que aumenta su capacidad. Asimismo, se pueden utilizar para preparar comidas distintas.

Materiales

El tercer factor que marca la diferencia entre un Babycook y un robot de cocina tradicional son los materiales. En primer lugar, como era de esperar, se trata de un artículo de puericultura que va a elaborar la comida que se comerán los niños. Por ello, es fundamental que los materiales con los que se fabrica sean de calidad y no tóxicos.

En este caso, los robots están fabricados sin BPA (bisfenol A) ni productos químicos. Además, la calidad de sus materiales de fabricación lo hacen muy resistente. Este último aspecto es fundamental, ya que se trata de un utensilio de cocina que vamos a utilizar a diario y necesitamos que aguante el trote que eso supone.

Mamá con su bebé

El robot de cocina Babycook, cuenta con múltiples funciones (triturar, cocinar, descongelar, batir, entre otras). (Fuente: Famveldman: 52549083/ 123rf.com)

Facilidad de uso

Si es un artículo para facilitarnos la vida, ¿cómo va a ser complicado de utilizar? Pues bien, aunque muchas personas piensen que esta reflexión es una obviedad, no lo es, pues hace falta un máster para saber utilizar muchos de estos robots. Sin embargo, el Babycook se caracteriza por la facilidad de uso, sobre todo si pensamos en la cantidad de funciones que tiene.

Incluye un completo libro de instrucciones que deberás leer con atención antes del primer uso. Después, será pan comido. Habíamos dicho que este robot sirve para preparar la comida de nuestros hijos de manera rápida y sencilla, y es verdad. Además, en este sentido, también cabe mencionar la facilidad de limpieza.

Calidad

Por último, pero no por ello menos importante, encontramos la calidad. Partimos de la base de que el Babycook nace en el seno de Béaba, una marca líder en artículos de puericultura con más de veinte años de experiencia en el sector. Aunque parecer una tontería, a la larga se nota cuando los productos son de calidad, sobre todo si los vamos a utilizar a diario.

Además, el hecho de que pertenezca a una marca tan especializada nos aporta la seguridad de poder contar con muchos accesorios y otros productos complementarios con los que sacar el mayor partido al tiempo que dedicamos a la crianza de nuestros hijos. Gracias a ellos, la tarea se vuelve mucho más sencilla.

Resumen

Ofrecer a tu pequeño comida de calidad, casera y natural a diario ya no será un problema. Ahora puedes compatibilizar las prisas del día a día con una alimentación saludable gracias al Babycook. Este robot de cocina está especialmente diseñado para preparar comidas infantiles y te permite cocinar, triturar, calentar y descongelar con un único utensilio.

La unión de todas sus funciones y la calidad de sus materiales hacen de este producto un imprescindible en cualquier cocina en la que se prepare comida para niños. Cada vez son más las familias que disfrutan de los beneficios que aporta este innovador robot de cocina. ¿A qué estás esperando para probarlo?

Si te ha gustado nuestra guía sobre el Babycook, compártela en redes sociales y déjanos un comentario. ¡Sería genial poder compartir recetas!

(Fuente de la imagen destacada: Subbotina: 53679925/ 123rf.com)

Califica este artículo

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
52 Voto(s), Promedio: 4,04 de 5
Cargando…